Soñamos Despiertos

Vivimos en una mentira constante. Pasamos minutos, horas y días soñando ser quien no somos, tener lo que no tenemos y vivir como otra persona. Ni si quiera sabemos porqué, pero lo hacemos. Nos vamos a la cama deseando caer lo antes posible en los brazos de Morfeo pero, por el contrario, aguantamos horas despiertos con la mirada clavada en el techo, pensando, imaginando o deseando que nuestra vida fuera diferente. Pero es que ya cansa, día tras día igual, viviendo con el constante deseo de ser otra persona. ¿Por qué? Porque somos gilipollas.

03 / septiembre / 2017

Etiquetas:

Mas de 2kx