Mantras, Garabatos y Gusanos.

Es un garabato en el cielo, que va cayendo antropomórficamente. Es una mota de polución con deseos, y una aproximación de extremidades frágiles. Es un cúmulo de rayas rojas y negras, en un lienzo azul con blanco y partículas solares. Su cuerpo es un águila y un muerto. Su cerebro es ilusión, premio de una competencia entre Shakespeare, Brahms y Rembrandt. Me pesa verticalmente la tristeza. Me lleva al firmamento y me roba la conciencia y me deja caer de vuelta.

Alguien que me lleve, un rato apenas, a la espuma de los astros. Alguien que me envuelva en anillos de Saturno. Majestad extraterrestre que vives en mi mente. Ponme cerca de los montes, de los valles, de tu sexo. Dame brazos y espejismos, crucifijos minerales, miel de leche. Alguien bravamente espera tiernamente. Sonriendo tristemente, en los palacios de mi mente. Mil paisajes le hacen cuerpo, mar en Marte, Cataluña. Mil conciertos de guitarra le hacen voz, sus besos llueven. Sombras de la suerte que lucubran en mi contra. Y se extinguen ciertamente entre los senos de mi ente.

De niñas ojiazules y nenas que me engañan (uno se engaña solo), de traiciones telaraña, murmuro de lluvia con clamor de motores a la distancia, el abrazo hogareño de la desesperanza. Va guardando polvo mi guitarra, porque ya no toco. Y aguarda paciente, como yo, un corazón que le conjure, que le parta el alma. De vibrar inocuo. De quedar sereno, nombrando virtud al aplomo, porque apenas hay aplomo y no hay más nada. Respira perversa esta calma, se burla el suelo lleno de hoyos. He visto en un rincón la madriguera de las sombras de mi casa. En un cajón tienen su guarida mis espectros, mis leyendas de mujeres todas blancas. En un libro guardo un libro, donde guardo mis peores palabras. En mis pies vive mi abuela descalza. No sé dónde están mis ganas. Pobre poesía hecha sin ganas.

Tengo entre los poros montañas y valles que fractalmente conforman paisajismos de apatía. Me vale cada verga posible entre cero e infinito. Ocurrieron cien mil constelaciones en mi cabeza antes de que decidiera tomarme un respiro. Aguardientemente espero y repito mantras que no entiendo, porque puedo, porque existo. Ay mis desmesuras primermundistas, mis residuos de papel y aluminio. Ay mis niños sin vida.

Gente de cabeza vasija. Provocando que me imagine ahorcado. Colmada mi piel de cuchillos. Brotándome de los pies un diablo. Gente de pobreza certera. Con aguardiente escondida entre los labios. Masivamente generando ruido. Torpeza de mis torpes manos. Cabezas torbellino que te muerden. Negrura de los buenos años. Pesadumbre vasta pesadumbre. Tanta apatía, los gusanos. Sangran sal, se muestran santos. Me recuerdan mis propios desencantos. Me surgen al paso, en las axilas. Se aparecen dondequiera que aparecen. Se parecen a sí mismos, los gusanos.

15 / agosto / 2011

Etiquetas:

4 Comentarios

  • Grekosay

    Saludos:
    Un extraordinario texto. Tiene la intensidad de lo sugestivo y la riqueza léxica que le infunde ese ser "fuerza". Se mueve entre el subrealismo más intenso y lo onírico. No me he parado en descubrir al "autor", pero intuyo que todo ha fluído desde ese espacio de descarga que todos tenemos. Ciertas imágenes son extraordinariamente estéticas. Frases que e aferran con vigor al itinerario cultural al que perteneces. No me suele gustar establecer referencias...pero en tu texto se palpan imágenes y plásticas de algunos autores cercanos a este desarrollo contextual.
    El texto está lleno de calidad y puede ampliarse. Quizá ahí resida la dificultad, en que, llegando al final...nos agotemos en lo que denomino
    "presencia de lo racional", y el hilo de Ariadna se asegure para no caer en manos de Minotauro. Todo un placer poder leerte.

    15/08/11 02:08

  • Mejorana

    BBBbrrrrrrrrrrrr. Alucinante Abrahan. Apasionante. De locura. Estoy al borde.

    15/08/11 09:08

  • Mejorana

    Mira que me gustan tus escritos. Algunos más que otros. Pero éstee, me ha dejado sin habla.
    ¿Y por qué hay que hablar?
    Sólo sentir. Quiero sentir. Y he sentido.

    15/08/11 09:08

  • Abrahamsaucedocepeda

    Muchas gracias Grekosay, el placer es mío. Muchas gracias Mejo, siempre es un gusto saber de tí. Buen día.

    15/08/11 11:08

Mas de Abrahamsaucedocepeda