TusTextos

Ways To The Grave



Carmín…

Un sendero que conduce a otros y todos llevan a la cima de la colina, allá donde se haya una cruz tallada en roca rodeada de cruces abenuz y rocas en medio de un helénico paisaje que guarda en sus columnas y capiteles las memorias de mil parejas de enamorados que soñaron allí y que fatalmente tomaron mil caminos hacia un bello ocaso.

Mil veces carmín…

Al principio sólo siluetas, luego figuras… ¿De hombres? ¿De mujeres?... sólo figuras sin rostro, sin sexo, sin olor y sin color.

Los más lozanos se adentraron presurosos buscando un espíritu puro y llegaron hasta el ágora donde reposaron encontrándose así con los demás que como ellos, habían tomado su tiempo para descansar sin abandonar su búsqueda, en cambio los viejos y pesimistas atravesaron el lugar y al no encontrar algo que les hiciera detenerse a soñar, así como llegaron se fueron huyendo de sí mismos, decepcionados, buscando un lecho apropiado entre la maleza para engendrar allí su silencio perpetuo.

Al final del camino mil veces teñido de carmín, al centro del ágora, entre las cruces de madera hay un redondel formado por rocas grises carcomidas por las fauces del voraz vendaval que aúlla por las noches… Aquella cruz… supieron al verla que sus almas se hallaban sembradas, sepultadas bajo el monumento, brindándole vida, belleza y eternidad.

Cada pareja arribó por un camino distinto permitiéndole al pétreo monolito contar cada noche la misma historia desde distintos enfoques, con una luna creciente como testigo de la inocencia que yacía en aquel lugar al final de la senda manchada por el vino fermentado dentro de mil corazones.
Abyssos21 de marzo de 2012

9 Comentarios

  • Libelle

    Me recordó mucho a Sofía la madre tierra y su filosofía un gusto leerte. Saludos

    21/03/12 11:03

  • Alumine74

    Lo sentí como la búsqueda incesante de todos aquellos que existimos, existieron y existirán, quien no ha salido herido alguna vez y aun con la llaga en carne viva impulsado por el instinto de encontrar el nido donde anidar no desfallece.
    El recorrido de las almas a eso me sabe tu creación, al menos así la sentí yo.

    Me encanta que publiques ;)
    Un abrazo mi querido Abyss

    21/03/12 03:03

  • Serge

    Abyss:
    así como llegaron se fueron huyendo de sí mismos, decepcionados, buscando un lecho apropiado entre la maleza para engendrar allí su silencio perpetuo.

    Como dice Alumine, en tu escrito se plasma esa búsqueda incesante de todos los que existimos. Buscamos sin parar para saciar ese deseo que siempre pide más.

    Un gusto enorme leerte.

    Serge.

    21/03/12 03:03

  • Endlesslove

    Me gusta el color de tus letras de principio a fin en este texto, a veces sombrías, a veces claras pero reales, y siempre con la intención de poder pintarlas de carmín si queremos; no importas si el camino que estemos recorriendo sea para ir a lo eterno. Con espíritu puro siempre buscando… no hay permiso para dejar de soñar.
    Un gusto leerte.
    Saludos

    21/03/12 10:03

  • Mejorana

    Abissos es una gozada volver a leerte. Casi no me lo podía creer. Pero estás aquí, subamos hasta el monolito y leamos en voz alta nuestros recuerdos juntos.
    Me has dado una buena sorpresa.

    21/03/12 11:03

  • Danae

    La búsqueda del espíritu puro por parte de los vitalistas, los pesimistas, sin embargo, sin encontrar nada que les permitiera soñar ...
    Toco madera ...o mejor, la piedra de esa cruz. Me encanta la piedra, que es además la materia alrededor de la cual se desenvuelve tu profundo texto.
    Siempre un placer leerte.
    Un abrazo enorme.

    04/04/12 04:04

  • Taber

    La vida es un teatro y nosotros solos somos protagonistas por muy poquito espacio de tiempo, llamados a desaparecer detras de nuevas historias, de nuevas vivencias inspiradas en las nuestras, una cadena de evolución en un marco incomparable que es nuestro entorno.

    Abyssos, siempre me ha encantado leerte, no lo dejes nunca.
    Un abrazo!

    18/04/12 05:04

  • Voltereta

    Hay un camino que nos conduce a lo eterno. La vida es un lugar en el que sobreviven los difuntos, Siempre hay un hangar dispuesto a cobijar los sueños. Algún día el ser humano será capaz de vislumbrar la eternidad.

    Entre tanto tu poema nos hace seres risueños, nos envuelve en nuestra propia nostalgia de entes que buscan su paraiso, o quizá su infierno.

    Encantado de leerte Abyss.

    20/05/12 09:05

  • Polak

    Con una luna creciente como testigo de la inocencia, bella poesia encantada de leerte,polak.

    23/05/12 09:05

Más de Abyssos

  • Soledad

    754 lecturas | 1 comentarios
    1 lo recomienda
  • ¡lotería!

    862 lecturas | 7 comentarios
    2 lo recomiendan
  • Abyssos

    1821 lecturas | 10 comentarios
    7 lo recomiendan
  • Eternos

    848 lecturas | 8 comentarios
    6 lo recomiendan
  • Caer

    563 lecturas | 6 comentarios
    3 lo recomiendan