TusTextos.com

Delicadeza

Nunca he sabido
coser pétalos
alrededor del sol.

Nunca he sabido
reflejar sonrisas
en las sombras.

Nunca he sabido
crear belleza
de lo elevado...

Lo mío sigue siendo
lo mundano,
lo demás pueden quedárselo
esas almas pedantes
y su sentido,
aburridas de serenidad.

No sé ser delicado
y no sé si quiero saber serlo.

Jamás poseeré
la sensibilidad muda
del silencio.

Nunca he sabido
medir estrellas
en mi techo
ni abrazar esquemas
en el lecho del futuro.

Nunca he sentido
avaricia por las caricias
ni exceso de infartos
por besos carentes
de monotonía.

Y sin nada de esto,
araño tu mente,
avivo tu espíritu
y bebo de tu corazón...

Jamás podré
llegar a entenderlo.
AdrianPublicado el 18 de noviembre de 2015
Archivado en

Más de Adrian