TusTextos

Desdicha

Endurecer el alma hasta que quiebre

y que flores de nácar nazcan en las grietas

Marchitar la estridencia de la razón

y que la secuencia de emociones omnivoras

devoren con avidez

la putrefacción de la cordura

Soltar los lazos que atan las alas de la libertad

y que fluya real

como el grito del viento de ahí fuera

que hace danzar con soltura las cortinas...


Viajo tumbado sobre un lecho de tortura sideral

hipersensible por los bordes de la hipoxia

Tropiezo al filo de precipicios imaginarios

y solo nubes densas de comprensión esporádica

amortiguan una caída precipitada e irreflexiva

Evito ser una masa de carne ligera

esparcida por un fondo de final incierto

esperando ser sorbido con premura

por un tiempo senil y desdentado


¿Acaso he nacido solo para ser así de trágico?

¿Para qué esta voz interna

carnicera me despedace

me empuje a sentimientos que son fieras hambrientas

dispuestas a destrozarme

célula a célula?

¿Acaso no he sido merecedor

de oportunidades más prósperas?

¿No sería justo al menos enmudecer

y contradecir al destino?


Como hombre pobre sueño con sobres dorados

billetes hacia la autodeterminación

que apisonen lo pasado

Como hombre sigiloso silencio mi cueva

decorando esta capilla sin deidades

creando sucedáneos artísticos de mi sangre y cenizas

descomponiendo primero para componer después

la historia archivada de mis desdichas

siendo antropólogo de mi propia existencia.
Adrian20 de septiembre de 2020

Más de Adrian