TusTextos.com

El Despertar

Perdida la esperanza
en una sociedad adormecida
mi agonía se esfuma de súbito,
la tragedia sonríe explosiva,
no soy nada en este círculo eterno,
ese es el principio,
me he sentido poderoso tantas veces...

Entre el tumulto
escojo lo poco transitado,
me acecha la etiqueta
de que para ser feliz
debo ser optimista,
se equivocan,
mi felicidad reside en el nerviosismo,
en la resistencia,
en lo tenebrosamente desconocido,
solo me siento ligero en el desconcierto,
en el caos más absoluto,
en esencia estoy construyendo errores
para que luego,por inercia,
estos me construyan a mí.

Intento sacar estas ideas,
expulsarlas de su cómodo hábitat,
compartirlas con vosotros,
seres que rodeais mi cotidianidad,
contigo,que me das todo el cariño
que jamás pensé poder recibir...
y en respuesta solo encuentro
rostros blancos sin matices,
y vuelvo al silencio,
al sepulcro de mi espíritu,
pues cuanto más hablo
más solo me siento.

No me pone triste,
me hace cada vez más fuerte,
sigue siendo un placer
sentir el latido
e inhalar este aire viciado,
enmudecer colillas contra la acera,
apoyar los pies
y sentir el vértigo,
correr hacia ningún lugar
desesperado
pero con determinación,
si no fuese como soy
no desearía ser nada...

Las luces se apagan
y el juicio brilla como nunca,
no cierro los ojos
los hago mirar hacía dentro,
algo despierta
vivo y rebosante de miedo,
mi ser orgullosamente profano
se siente un dios,
el dios de nadie,
el sueño de normalizar mi lucha
y formar parte intrínseca
de la multitud y sus balidos
se desvanece por completo,
ni arriba ni abajo,
este es mi sitio.
19 de marzo de 2018

Lo recomiendan

Más de Adrian