TusTextos

El Premio

Puedes buscar la gloria
en cada bocanada de aire
y respirar profundamente
cada halago que te regale
tu intestino
como si se tratase del aroma
más excelso
creado por tu disimulada
egolatría
pero tras tu lengua dulce
y mente bífida
el odio que escondes
acabará por carcomerte
y ese amor que expones
solo cobrará sentido
frente al espejo.

Cuál será el premio entonces
cuando hasta el núcleo
de tu tan ansiada grandeza
te dé la espalda
y hayas malogrado
tu estúpida victoria
masturbando a tu espíritu
con el falso respeto
de lo aparente
y la multitud que te acoge
ampare su personalidad
en nuevos ídolos
de papel.

Esa corona invisible que te decora
no luce en el vacío
pero quien soy yo
para arrebatarte tu poder
integrado en la ilusoria eternidad
que te conceden tus dones
cuando el cementerio parece atrezo...

¿Verdad?
Adrian22 de marzo de 2016

Más de Adrian