TusTextos.com

Pared Con Pared

A veces
le arrancaría la piel
a tiras
a mi vecino
y se la daría de comer
a mi perro,
sin remordimientos.

Detesto su voz,
su actitud de niñato,
su retahíla,
exasperante y ridícula,
perturba mi estúpida paz
y da sed a mis puños.

Va a conseguir
que me pierda
en el sinsentido,
como la oreja de Vincent
o los sesos de Kurt
o Ernest.

Por mí podría
pudrirse en el infierno,
por mí podría
acabar tan jodido
que rogase arder
una eternidad
en el infierno...

los memos
siempre necesitamos
del drama,
somos parásitos
de un dolor
incandescente.

Detesto esta sensación,
este odio puro,
su ignorancia
ante lo que me produce.

No lo culpabilizo,
son estas malditas colmenas
que nos empujan a un abismo
estático e intrascendente.

Pero ahí está su puta voz de nuevo...

Mis puños quieren beber
y mi perro tiene hambre.
Adrian05 de mayo de 2020
Archivado en:

Lo recomiendan

6 Comentarios

  • Patroclo

    Adrián,
    el de los puños es el único lenguaje que entienden algunos, lamentablemente.
    Pero ya bastante desgracia tiene con el cociente intelectual de la ameba.

    Me ha gustado esto de "los memos siempre necesitamos del drama", necesitamos algo de lo que escapar.

    Por cierto, muy bueno el guiño a Apocalypse Now, aunque si con Ernest te refieres a Hemingway, ya no me gusta nada el final.
    Tú perteneces a este ecosistema. Y tu vecino Charlie no hace surf.
    Un saludo

    05/05/20 04:05

  • Srtaswallow

    Le dedicaría este mismo escrito a mi vecino.
    la verdad es que en los momentos en los que estamos cuesta bastante sentirse completamente solo, y a veces se te funde un fusible de tanto aguantar y quieres matarles, te entiendo. Frustra, lo estúpida que puede llegar a ser la gente y más cuando los tenemos pared con pared, o mi techo con su suelo, pero es así, somos demasiadas abejas consumiéndose en una colmena en la que ni si quiera podemos encontrar la paz.
    Hay que intentar llevarlo de la mejor manera, está bien que lo escribas y te desahogues, prefiero eso, antes de que tus puños beban de la sangre de la cara de tu vecino, y tu perro acabe devorándolo!
    Un saludo :)

    05/05/20 09:05

  • Voltereta

    En los momentos de confinamiento, es cuando cada uno saca lo mejor y lo peor de él. No hay peor cosa en estos momentos, que tener al lado un vecino de esos que se creen el dueño del mundo.

    Un saludo.

    07/05/20 01:05

  • Adrian

    "Me gusta el olor del napalm por la mañana".
    Gran película Apocalypse Now, hace no mucho la volví a ver, pero no me refería al coronel Kurtz, sino a Kurt Cobein, que, como Hemingway, se voló la cabeza. Yo no acabaré igual, haría mucho ruido y tal vez pudiera molestar a los vecinos.

    Muchas gracias por tu tiempo, Patroclo. Un abrazo.

    14/05/20 04:05

  • Adrian

    Mi perro es pequeño y por tanto tendría que hacerlo pedacitos adecuados a su tamaño lo cual me daría demasiado trabajo, así que sí, lo mejor para ambos será dejarlo pasar.

    Al final son momentos de rabia esporádica que se acentúan según el contexto en el que surjan y la situación actual está claro que no invita a la paciencia. Quien sabe si detrás de esa pared soy yo el vecino gilipollas.

    Muchas gracias por tu tiempo, Srtaswallow. Un abrazo.

    14/05/20 04:05

  • Adrian

    Muchos creen ser los dueños del mundo pero no somos dueños de nada, un organismo microscópico nos ha brindado un gran ejemplo de ello.

    Muchas gracias por tu tiempo, Voltereta. Un abrazo.

    14/05/20 04:05

Más de Adrian