TusTextos.com

Vieja Amiga

Puedo oír el canto alegre de la oscuridad,
silencio perverso y atractivo,
como la araña
duermo en la trampa,
incluso cuando todo se apaga,
cuando lo aparente es calma,
la sombra de los muebles,
la sombra de mi espíritu,
el placentero calvario
del descanso digno,
ahí continúa, dentro de mí,
inagotable, inclemente,
el runrún eterno,
un crepitar antiguo
que brota de mis entrañas
e inunda
cada uno de mis sentidos,
hilarante y sin frenos,
tan gigantesca que sonríe cautivadora,
esa fiel indeseable
que me construye y destruye
a partes iguales,
la rabia, la maldita rabia...
04 de mayo de 2018

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Clopezn

    Poesía con mucho ritmo, mucho sentimiento, aunque sea de desazón el que plasmas en cada una de ellas. Hay que respirar hondo al empezar para no tener que volver a hacerlo hasta acabar. Intenso. Un saludo.

    04/05/18 05:05

  • Adrian

    Gracias por tus apreciaciones y tiempo, Clopezn.

    Saludos.

    05/05/18 03:05

Más de Adrian