¿por Qué No?

Publicado por Adrielegance el 14 de agosto de 2012.
5 meses han pasado ya, he probado soluciones que lo parecían, y me he percatado de que esta enfermedad tiene como cura el propio veneno que la causa. Sí, he pensado y eso ha sido contraproducente. El amor no es una ciencia, y por tanto es un error intentar comprenderlo desde la coherencia o la inteligencia, no es el cerebro el órgano al que debemos encargarle la labor de gestionarlo, sino a uno que entiende más de impulsos que de razonamientos, ese que me trae de cabeza. De acuerdo, amigo tú ganas, lucharé por ella… inteligente o no… es lo que quiero y dicen los entendidos o los locos, que se debe luchar por lo que quieres. Allá voy. Alguno pensará que soy un idiota, pero mi condición de soñador, me incita a serlo, que le voy a hacer, y lo bueno de esta profesión es que, podré perder o ganar, pero nunca habrá lugar al arrepentimiento de no haberlo intentado. Los sentimientos han madurado, sí, soy feliz, con la cicatriz de sus besos grabada en mi pecho, heridas que sin cerrarse, dejan de ser dañinas. El recuerdo es crónico, y he llegado a la conclusión de que el querer no desaparece, he aprendido a convivir con ello, a crecer con pasos de gigante, pero llegados a este punto, y sin dejar de ser feliz ¿por qué no luchar? Hasta el último aliento, sin pausa, con coherencia o sin ella que más da, poco que perder, mucho que ganar… al fin y al cabo esto no es una guerra, se trata de continuar mi vida, pero sin renunciar a ella, sabiendo que está ahí y que llegado el momento y con el destino a favor podré intentar lograr esa segunda oportunidad, para recuperar aquello por lo que suspiro, para volver a besar ese veneno que será mi cura. Nadie podrá echarme en cara que lo intentaré, puedo sufrir, pero no lo haré, soy consciente de que la derrota es muy posible, los cuentos de hada no son mi patrón a seguir, el tiempo será mi aliado, lo voy a intentar. Decidido. No prometo nada, sino todo, mi ímpetu al menos. Sólo busco la oportunidad de redimirme, de no volver a cometer mis errores, de demostrarte que podemos ser felices, de darte esa cena en París, de grabar a fuego lento el siempre que prometí… perderé o ganaré, pero ¡juguemos! Arriesguemos.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Adrielegance