TusTextos.com

Trono Vacío

Se ofende la realidad cuando trato de maquillarla, cuando intento pellizcar los cristales del recuerdo, que han sido empañados por el invierno. Esa chimenea, ese fuego acogedor en el que se acurrucan mis miradas, se queman los días, se nublan las noches. El sol se despereza entre esas cimas arropadas por la nieve, las aceras se resfrían y estornuda el reloj, que fue acosado por la prisa y sobornado por el sueño. Un año, ese espacio temporal comprendido entre tú y yo, entre lo que fui y lo que soy, entre muñecos de nieve y esculturas de hielo, entre abrazos y tortazos, entre champán y vino en cartón. Brindo con la pena y bailo con la alegría, una me salpica y a la otra la piso. Vivo en la escala de grises, ni me acerco al negro, ni me destiñe el blanco. Pasé de pincharme con rosas a deshojar tréboles, y sigo pensando que no salgo del jardín. Mis labios son nómadas, dueños de cien nombres y esclavos de ninguno, caminan sobre la cuerda floja que separa el hambre del sentimiento, la duda sopla a favor y la certeza en contra. Y por enésima vez choco con las paredes, por mirar atrás… si apenas recuerdo nada, se esfumó tu olor, incluso el color de tus ojos, las lágrimas acabaron por nublarme los momentos. Siento que he avanzado, pero no ganado aún, llevo jugando esta partida demasiado tiempo, primero maté al dolor, luego alimenté al placer, pero percibo que me falta un tercer paso, el que cierre la partida y con ella el círculo. Tengo corona, tengo trono… queridos Reyes Magos: traedme a mi reina.
Adrielegance31 de diciembre de 2012

Más de Adrielegance