Ansiedad

¿Cómo se siente la ansiedad?
Desde el exterior es fácil pensar que alguien lo tiene todo resuelto, debido a que mi cabello se riza y mis mejillas las sonrojo cuando sonrío intencionalmente. "Sí, no tiene preocupación sobre el mundo" pensarían.
Todo es como si esperara que mis demonios se usaran a manera de letra escarlata clavada en mi pecho, con los demás asumiendo que si no puedes verlo, entonces realmente no está allí. Incluso ahora, cuando hablo con metáforas, así como si el dolor no existiera a menos que estés sangrando o colgado enyesado o tambaleándote debido una cojera. Sin embargo, a veces, los demonios más dolorosos son los que ni siquiera puedes ver.
Entonces aprendemos a sonreír, a sonreír y a soportarlo. Porque, a nadie le gusta hablar de cosas difíciles...
A mí tampoco me gusta hablar sobre cosas difíciles.
Tengo ansiedad.
Parece que cada célula de mi cuerpo se mueve tan rápido que mis venas están confusas, que a pesar del ritmo constante de mi latido cardíaco, dentro de mis oídos, es como escuchar una línea de batería espástica. Se siente como abejas en mis oídos, es como una máquina de ruido blanco rota que reproduce todos los sonidos a la vez... y ni siquiera me doy cuenta de que estoy rechinando los dientes, presionando los nudillos o frotando el dedo índice contra el meñique o desabrochando y abrochando el reloj plateado en mi muñeca izquierda. Como si yo fuera el único puente salvavidas en la brecha entre la realidad sobre mis dos pies y el atómico abismo de ruidos y sonidos y sentimientos efímeros corriendo por mis venas.
Y estoy evitando el contacto visual. No porque no esté escuchando lo que estás diciendo, sino porque escucho el sonido de mi propia voz, esperando que a través de tus oídos no puedas escucharla porque está a dos octavas más alta que la tuya, y al borde de romperse ya que mis manos están sudorosas; y de alguna manera me olvidé de hablar de algo más que mis inseguridades detrás de mis palabras.
Mi ansiedad se siente como el fuego.
Inexplicablemente caliente e impetuosa y frustrante. A medida que muerdo la parte interior de la mejilla, como si fuera la solución de este sentimiento oscilando entre mis dientes y las encías, se siente como ahogarse, aunque se siente ardiente y se siente como jodidamente para siempre ...
Imagino que mis pies se mueven con rastros de polvo detrás de ellos como en esas caricaturas ya que de alguna manera me estoy moviendo más rápido que los 60 segundos que estos me han permitido en un minuto. Todo el tiempo estoy ocupado poniéndome al día con el cronómetro. No hay una suma como en las matemáticas de la preparatoria. No puedo llevarla acabo y encontrar la raíz cuadrada del problema, porque la mayoría de las veces, NO HAY PROBLEMA.
No hay situación de vida o muerte: no hay rima o razón, solo hay SENTIMIENTOS y los siento todos a la vez.
...
Algunos días son mejores que otros.
Algunos días son peores. Pero son solo días ... y tengo más de donde vinieron.

17 / octubre / 2017

Etiquetas:

Lo recomiendan

Mas de Agramont13