Y Contando...

Por todos aquellos fantasmas que rozaron mi cuerpo con su sexo
a los que conocí en un bar en el centro
a los que me faltaron al respeto, pero aún así accedí por completo
por los que tomaron mis caderas y sin embargo nunca mi mano
aquellos con sonrisas cínicas, faltas de vida
por quienes ahogaron mis ganas de encontrar algo serio
bajo mangles, rocas y cerveza en acero.

Me encontré a mi mismo en la oscuridad creando figuras
de aquellas cuales sonrisas son arrebatadas en días fríos.
Mi alma fue brisa en otoño, pero locura en verano, censura en invierno, demencia en primavera.
Cualquier cosa me sirve como excusa, como si se tratase de rabietas pequeñas.

Ahora divago en mi habitación sin brújula o guía, pues la estrella polar se ha casado,
mis sienes han encontrado lo helado, mis rodillas en un nudo y temblando.

21 primaveras y contando...

24 / junio / 2017

Lo recomiendan

Para comentar debes registrarte »
Si eres miembro inicia sesión »

Mas de Agramont13

Etiquetas:

tristeza poema prosa dolor