TusTextos.com

LeviatÁn


Yo en ti, quedamente, ardor sempiterno,
sin prisas, como dos suicidas volubles,
leviatanes de lo nuestro…

Me conocí y ágilmente supe
que no era así: desbarajuste mental,
piel muerta dormitando entre las sábanas,
siendo sabedor de que los dioses
asfixiarán su chispazo de esperanza
y la beligerancia será el único pretexto.

Pero esta noche tu boca
es honra de elevaciones,
tu éxtasis en mi capitulación
–blanda y vertiginosa-,
mi engreimiento es un látigo fundido
por las manos rajadas de un anciano
que regalaría su existencia
a cambio de dos segundos más
de vehemencia imberbe.
08 de junio de 2012

1 Comentarios

  • Nereael

    Me ha gustado mucho, pero especialmente el final:
    "mi engreimiento es un látigo fundido
    por las manos rajadas de un anciano...."

    Un saludo



    08/06/12 05:06

Más de Alexandervortice