TusTextos.com

Ya Nada es Fuego

Después de eternas y largas noches sin pegar ojo por ti puedo decir que cada segundo de insomnio que me provocaste no fue en vano, no lo fue. Pensé que había quedado perdida, desorientada, en un mundo en el cual tu ya no formabas parte. Es verdad que ahora has vuelto a mí. Es verdad que oír un te quiero tuyo me daba la suficiente adrenalina para sobrevivir un día entero, pero fijate, hablo en pasado.
Tus brazos eran para mi el escudo que necesitaba, con tan solo rodearme con ellos me sentía en un lugar seguro, contigo. Mantener largas conversaciones, pero no de palabras, sino de miradas. Nos entendíamos, me respetabas. Pero ahora tu mirada ya no me habla, y juro que intenté encontrar en ella una respuesta, pero no supe ni que debía preguntarle. Supongo que ya nada es fuego, que ni siquiera hay fuego dentro de mi, tu ya no me lo provocas.
Decidiste jugar a tu manera, con tus normas, y yo decidí no entrar en juego. Dicen que quien no arriesga no gana, pero prometo que por mucho que busqué no encontré motivos para quedarme.
Te pensaste que no me daría cuenta. Creíste que a mi me bastaba todo esto. Y una vez más, caíste en el error. En el error de pensar que yo era alguien normal, al pensar que tu, mi error favorito, lo tenias todo controlado.


R.Maya
Almaempapada27 de mayo de 2015

Más de Almaempapada