TusTextos

Tigre Dormido

Tengo un tigre sedado que ronca suavemente,
y cuando huele carne roja relame las paredes.
Comienza a despertarse y camina de lado a lado,
midiendo el muro como intentando saltarlo,
cuando concentra su cola, mirando hacia la cima,
lo espanto de repente, cae, se distrae,
y de mala gana desaparece.
Duerme la fiera y sueña, moviendo sus extremidades,
que el muro que lo contiene, se rasga lentamente,
duerma la fiera y sueña, y yo duermo tranquilo,
que al dormirse el tigre, el hambre duerme conmigo.
Amalaya15 de mayo de 2014

5 Comentarios

  • Sandor

    Poema lleno de alegorías...es casi una epifanía...Me encanta.
    Un abrazo
    Carlos

    15/05/14 09:05

  • Orzada

    No quería dejarlo pasar.
    Amalaya, que me gustó mucho. Más que mucho.

    Un saludo.

    21/05/14 10:05

  • Amalaya

    Muchas gracias a ambos, y gracias al Tigre, que sigue durmiendo.

    22/05/14 12:05

  • Luia

    Estuve leyendo tus poemas, Amalaya. Me han gustado muchísimo. Percibo fuerza interior y actitud resistente. Un placer.

    lu

    28/05/14 09:05

  • Luia

    Bueno, he vuelto al poema que me mencionaste y que ya había leído, ahora me doy cuenta.

    Tiene un trasfondo interesante, bien correspondido por metáforas.

    Mi cariño
    Lu

    07/09/14 05:09

Más de Amalaya