TusTextos.com

Días de la Semana

Ese lunes, en el que te despiertas al lado de una persona, aún dormida, y te sientes afortunada. Le miras y te das cuenta de que el día no podría empezar de mejor manera, y sonríes. Y es aún mejor cuando se despierta, te sonríe y te besa, a pesar del mal aliento y las ojeras.

El martes, te encuentras tumbada en el sofá, apoyada en su hombro, viendo una película con sus padres, y te sientes en casa. Y no te da miedo la situación, simplemente estas cómoda, como nunca antes lo habías estado. Y le miras mientras ríe por alguna tontería que ha dicho su padre, y le ves dándole ese beso de buenas noches a su madre, y no puedes evitar sonreír.

El día siguiente, el miércoles, estás paseando por esa ciudad en la que tantas veces has estado, pero esta vez es diferente. Porque es vuestra ciudad, porque es ese punto intermedio entre los dos mundos. Te das cuenta, de que cogida de su mano, te atreverías a saltar mil edificios, de esos altos que hay en vuestra ciudad.

Un jueves cualquiera te presenta como su pareja, y te sientes orgullosa de que sea así. Le sonríes cuando mira para comprobar que estas a gusto con su segunda familia, y realmente te sientes mejor cuando lo hace. También te sientes orgullosa de ser la primera a la que presenta a su mundo, y te ves a ti misma, la chica que nunca le importo lo que pensasen, queriendo caerles bien.

El viernes, después de una noche de pasión, te abrazas a él tan fuerte como puedes, dejas que te acurruque entre sus brazos, y ahí te sientes feliz. Sin más, simplemente quieres no salir jamas de ahí. Le acaricias esa barba que tanto te gusta, mientras el recorre tu brazo, con esa sonrisa que no se os borra nunca.

Llega el sábado y con el las noches de amigos. Le ves riendo con tus amigos, haciendo el imbécil y sientes que encaja y te sientes realmente afortunada por verlos así. Y vuelves a sonreír. Te mira y con esa simple mirada te da a entender que el también se siente bien. Y cuando conoces a los suyos...Los nervios están ahí, pero sus pequeños toques inadvertidos para el resto del mundo, te dan la fuerza necesaria.

Y por ultimo, el domingo, ese domingo donde estas de nuevo acostada a su lado, mirandóos. Justo ahí, te das cuenta de que todos esos momentos eran una señal. Una señal de que por fin alguien te ha logrado querer como te mereces, y tu has conseguido entregar eso que siempre te cuesta, tu corazón.
AmoresprohibidosPublicado el 17 de noviembre de 2017
Archivado en amor semana dias querer poesia

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Chay

    ¡No imaginas lo identificada que me siento en este texto con la protagonista!Me quedo con ese pasaje tan maravilloso...te das cuenta de que,cogida de su mano,te atreverías a saltar mil edificios,de esos altos que hay en vuestra ciudad......Gracias por tus letras,Amoresprohibidos.

    18/11/17 12:11

  • Amoresprohibidos

    Gracias a ti Chay por valorar mis textos! Dejo un poquito de mi corazón en cada uno de ellos, y son vuestros.
    Besos.

    29/12/17 12:12

Más de Amoresprohibidos