TusTextos.com

Las Despedidas Son Duras... a Veces Hasta Imposibles

Y un día sin más me di cuenta de porque no me despedí esa noche.
No fue porque ya te hubiera olvidado ni porque quisiera demostrarme a mi misma, y de paso, a ti que podía ignorarte, que podía seguir con mi vida sin que tu influyeras para nada.
No fue porque me hubieras hecho daño y no te merecieras que me despidiera, ni porque estuviera tan cansada de tus tonterías que no aguantaba una noche más.
No fue por nada de eso.
Es más fue todo lo contrario.
Fue porque no te he olvidado aún, después de 4 años, porque mi orgullo quería demostrarse que era capaz de ignorarte, aunque mi corazón me gritará que diera media vuelta y te dijera algo. Fue porque influyes en mi vida mucho más de lo que piensas, y ese adiós me hubiera matado.
Fue porque me hiciste daño, pero aún así te quería, te quise con todas mis fuerzas y eso me hacía imposible decirte adiós para siempre. Fue porque si, estaba cansada de tus tonterías, pero no podía olvidar las así como así.
Pero sobre todo, fue porque no estaba preparada para decirte adiós, para no volver ha hablarte, no volver a verte o volver a mirarte, no volver a escuchar tu nombre, ni volver a escuchar el mio de tus labios. Fue porque por más que me intente en creer que no, tu amor aún sigue dentro de mi, y no puedo decirte adiós. No estaba preparada ese día, y sigo sin estarlo.
26 de octubre de 2015

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Selenacot

    'No volver a escuchar tu nombre, ni volver a escuchar el mio de tus labios.'

    Tremendo. Que bueno ! Te recomiendo.

    26/10/15 07:10

  • Amoresprohibidos

    Muchas gracias por tus palabras! Besitos.

    S.

    26/10/15 10:10

Más de Amoresprohibidos