TusTextos.com

No es un Simple Día

Es de noche, al día siguiente tiene una exposición en la que se juega muchísimo. Se la hace a su padre, madre y hermano. Su padre solo la intenta poner nerviosa, y lo consigue. No se siente bien, piensa que ha su padre no le ha gustado su trabajo, que le aburre. Cuando acaba se va para la habitación con ganas de dormir, de olvidarse un poco de los nervios, pero su padre va ha hablar con ella. Contra todo pronostico, le dice que no se preocupe que su trabajo, aunque a el no le parezca del todo interesante, esta muy bien echo i que la exposición es una pasada. Mientras le dice todo esto, ella no puede evitarlo y las lagrimas le saltan de los ojos, mientras asiente con la cabeza, con un nudo en la garganta sin poder articular una palabra. Se mete en la cama, y llora. Pero no se duerme llorando, como otras veces, simplemente llora, no duerme en toda la noche. Al día siguiente, esta cansada y muy nerviosa. Llego el día. A lo largo del día ve pasar muchos trabajos, y las ganas de llorar no le abandonan en ningún momento. Ella sabe que su trabajo esta muy bien, que se lo ha currado mucho, pero sigue sintiéndose muy nerviosa. Es una chica muy fuerte, pero en estos momentos, sus nervios la controlan. Consigue no llorar en toda la mañana, pero al llegar a casa, sin comer y sin tener la intención de hacerlo, le llega un mensaje de su padre donde este le dice lo orgulloso que esta de ella, le da algunos consejos y le dice que este tranquila, que ella es la mejor, i que ella todo lo puede. Aquí no resiste mas y se pone a llorar. Quedan simplemente una hora para su trabajo. Su hermano le dice que no va a ir a verla, que no puede, así que la uncia que se presenta es su madre. Eso le sirve, su madre le da positividad, le da esa seguridad que ha ella le falta en esos momentos. Se alegra de que este allí con ella. Esta muy nerviosa como nunca lo ha estado. Llega la hora, entra en la clase, lo prepara todo y esta lista para empezar. Sus nervios se multiplican, su jurado es muy critico y una de ellas no deja de ponerle cara de amargada. Aun así, respira hondo, va a poco a poco, y clava la exposición. Sale, y sin poder hacer nada mas, abraza a su amiga, y ambas, las dos estaban igual de nerviosas, se ponen a llorar en los brazos de la otra, un llanto vivo, pero sobre todo, un llanto de alegría y de orgullo por un trabajo bien echo. El día sigue y ella, después de días, puede decir con total seguridad que su sonrisa vuelve a ser sincera, vuelve a sonreír, vuelve a ser FELIZ.
AmoresprohibidosPublicado el 10 de febrero de 2015
Archivado en estres nervios dolor mujer dia sentimientos amor familia amistad llanto alegria orgullo pasion padre madre hermano amigo amiga felicidad tristeza superacion positividad seguridad

2 Comentarios

  • Superandoloimposible

    Asombroso, has logrado sacar una historia a partir de una simple exposición.
    PD: es "y" no "i".
    Un besito.

    11/02/15 09:02

  • Amoresprohibidos

    Gracias por tu comentario.
    Muchas veces se me mezcla el catalán, de ahí la i en vez de y.

    S.

    19/02/15 09:02

Más de Amoresprohibidos