anatema

Seguir usuario

Última vez: 17/6/2012 - Empezó el 11/9/2011

Anatema dixit »

Tengo treinta y dos aos de haber nacido en este mundo. Soy mujer Quiero presentarme como Anatema. Ya que en ocasiones es sumamente necesario aceptar el reto de ser lo que no se espera, aunque el precio para ello sea alto. No me considero una rebelde sin causa, ya que la rebelda abrumadora por el simple hecho de ser rebelde no es lo mo. Yo prefiero la sutil rebelda que es ms real, ms honesta. La rebelda de mi mejor amigo que se enamor sin preguntarle a nadie si el gnero es importante o no. La inconformidad de la que se neg a vivir aislada y se decidi a conocer el nombre de sus vecinos ms cercanos y compartir con ellos al menos un saludo cada maana al dirigirse al trabajo Me uno a todos aquellos que en un mundo donde todo est perfectamente clasificado y etiquetado se niegan a ser lo que se espera. En estos tiempos, que para muchos son ms honestos, yo denuncio que hemos cado de la mojigatez a la frialdad cientfica, restndole magia, calor y alma a la vida misma. Sobre todo recordemos que pensar en los dems no es pecado, ceder espacio para que otro se sienta bien no va a enviar a nadie al infierno. Decir no, aunque nadie ms lo diga, por el simple hecho de que acabar lastimando a alguien. El capitalismo nos ha enseando que toda accin debe retribuir en ganancia. Tiempo es dinero Compartir un beso por amor es mejor que irse a la fra cama para llevar a cabo un acto mecnico de placer. Sabidura: Es el arte de vivir bien

Ultimos Textos »

  • Negación

    Dígame alguien porque estoy llorando. El amor crece en mi corazón, sube y se entrelaza como la hiedra. Sangre y lágrimas destila, sus caricias convertidas en silencios. Pesa el amor como una piedra, me ahoga el alma y me hace gritar. Es amor lo que la vida carcome, Es amor lo que debo callar. Las manos se buscan en la oscuridad, sus besos negando me encuentran, guarda el secreto la raíz y el alba. Mi cara escondida en el espejo, negando la verdad del ser. Reflejo fiel de lo qu...

    por anatema | 418 lecturas | 2 comentarios
  • Es mi Gusto de Amante

    Para cuando el sol se oculte, me abre revolcado lo suficiente, en la vana y gloriosa ilusión. Para ese momento valdrá la pena, la noche oscura, la caricia del silencio. Sentada mirando al sol, dando sus últimos alientos, me relamo en tus suspiros. Rio sola al ver mis manos vacías. ¿Quien me quita el haberte tocado? Lágrimas dulces que nacen, del gusto de amar lo pasado. Junto mis manos y las miro como a dos altares de antiguos pecados. Es mi privilegio recordar, relame...

    por anatema | 408 lecturas | 9 comentarios
  • ¡mejor él, que Yo!

    Hoy lloro junto a un corazón roto. “Mejor el que yo”, me repito a mi misma queriendo creerlo. Los pasos del tiempo hacen eco en el alma raída. Más horas solo son más tierra sobre quién respira pero está muerto. Dejando el campo de flores que imita la alegría de estar vivo, llego hasta la tumba donde se siembra la semilla infértil del olvido. Juego de palabras que quieren ser caritativas. Disculpas y gracias colgando en las paredes. La enferma burocracia de decir lo que no s...

    por anatema | 469 lecturas | 12 comentarios
  • El Perdón que Nunca Llega

    Cuando el corazón late más deprisa, llenando las horas con un constante grito. Cuando las llamas del amor queman los miedos. Entonces corre por tu vida. Besos y palabras, susurros y secretos, entre las sábanas se enredan perfumando con desesperación, las horas nocturnas. ¿Dónde esta hoy el palpitar que ayer marco el ritmo de mis pasos? ¿Dónde está aquello que lleno mis manos? Arena tirada al viento las promesas de amor que ahora me condenan. El perdón que nunca llega.

    por anatema | 423 lecturas | 5 comentarios
  • Dueña y Señora de Su Silencio

    La dueña y señora llora. Ama y reina de su propio silencio. Juega, corre, se queja, el tiempo entre sus faldas viejas. Vengan dolores viejos, a recorrer los caminos olvidados, regados con lágrimas de risas muertas, se niegan amores y olvidos, como sentencias de tiempos idos. Recuerda cuando tus pasos hacían eco, pisando esperanzas ajenas observa que ahora se llenan tus manos, de cicatrices ajenas.

    por anatema | 349 lecturas | 11 comentarios
Ver todos los textos de anatema

Ultimos Recomendados »

Ultimos Comentados »

  • Negación

    Dígame alguien porque estoy llorando. El amor crece en mi corazón, sube y se entrelaza como la hiedra. Sangre y lágrimas destila, sus caricias convertidas en silencios. Pesa el amor como una piedra, me ahoga el alma y me hace gritar. Es amor lo que la vida carcome, Es amor lo que debo callar. Las manos se buscan en la oscuridad, sus besos negando me encuentran, guarda el secreto la raíz y el alba. Mi cara escondida en el espejo, negando la verdad del ser. Reflejo fiel de lo qu...

    por anatema | 418 lecturas | 2 comentarios
  • Es mi Gusto de Amante

    Para cuando el sol se oculte, me abre revolcado lo suficiente, en la vana y gloriosa ilusión. Para ese momento valdrá la pena, la noche oscura, la caricia del silencio. Sentada mirando al sol, dando sus últimos alientos, me relamo en tus suspiros. Rio sola al ver mis manos vacías. ¿Quien me quita el haberte tocado? Lágrimas dulces que nacen, del gusto de amar lo pasado. Junto mis manos y las miro como a dos altares de antiguos pecados. Es mi privilegio recordar, relame...

    por anatema | 408 lecturas | 9 comentarios
  • ¡mejor él, que Yo!

    Hoy lloro junto a un corazón roto. “Mejor el que yo”, me repito a mi misma queriendo creerlo. Los pasos del tiempo hacen eco en el alma raída. Más horas solo son más tierra sobre quién respira pero está muerto. Dejando el campo de flores que imita la alegría de estar vivo, llego hasta la tumba donde se siembra la semilla infértil del olvido. Juego de palabras que quieren ser caritativas. Disculpas y gracias colgando en las paredes. La enferma burocracia de decir lo que no s...

    por anatema | 469 lecturas | 12 comentarios
  • El Perdón que Nunca Llega

    Cuando el corazón late más deprisa, llenando las horas con un constante grito. Cuando las llamas del amor queman los miedos. Entonces corre por tu vida. Besos y palabras, susurros y secretos, entre las sábanas se enredan perfumando con desesperación, las horas nocturnas. ¿Dónde esta hoy el palpitar que ayer marco el ritmo de mis pasos? ¿Dónde está aquello que lleno mis manos? Arena tirada al viento las promesas de amor que ahora me condenan. El perdón que nunca llega.

    por anatema | 423 lecturas | 5 comentarios
  • Dueña y Señora de Su Silencio

    La dueña y señora llora. Ama y reina de su propio silencio. Juega, corre, se queja, el tiempo entre sus faldas viejas. Vengan dolores viejos, a recorrer los caminos olvidados, regados con lágrimas de risas muertas, se niegan amores y olvidos, como sentencias de tiempos idos. Recuerda cuando tus pasos hacían eco, pisando esperanzas ajenas observa que ahora se llenan tus manos, de cicatrices ajenas.

    por anatema | 349 lecturas | 11 comentarios
Ver todos los textos de anatema

Sigue a »

Ver todos (0)

Sus seguidores »

ulyssesandruxsexoamormacabruadnahequisawimfanny94michaelbrasilpolarisasun
Ver todos (11)