TusTextos

Deseo

Durante las noches del 11 al 13 de Agosto de este caótico y contradictorio 2020, el destino nos concedió un poco de luz en medio de tanta oscuridad, de tanto dolor, de tanta muerte, de tanta decepción y desesperación...
Una larga lluvia de estrellas, que se llegó a poder ver desde los rincones más solitarios y perdidos en Latinoamerica hasta los lugares más sucios, podridos e indignos de Europa.
Desde Montevideo, pasando por Buenos Aires, Mar del plata, Santiago, Lima y Cajamarca hasta Lisboa, Madrid, Paris, Berlin, Viena...
Fue una lluvia de estrellas realmente memorable, realmente memorable, en medio de tanto dolor... Una pequeña pausa, una pequeña esperanza efímera que no duraría más que 72 horas.
Amigos, familias enteras y parejas pasaron esas noches juntos, mirando las estrellas, con la esperanza de que sus deseos se hagan realidad... Deseos de misericordia y amor... Quien desea tiene esperanzas... Aunque sea una esperanza que muere lentamente pero es brillante e intensa... Porque es desesperada.
Esa esperanza que brilla intensamente al mismo tiempo que la velocidad deja un rastro de luz en el cielo... Mientras lentamente desaparece y se extingue, y vuelve a la oscuridad.
Una esperanza que todo el mundo sintió en esa lluvia de estrellas, una esperanza que mucha gente no ha perdido y ha aprovechado para desear una mejora, más no un cambio.
Recordar la sensación de tener esperanzas es algo que me dolió mucho esa noche, porque mientras ves por tu ventana aquella lluvia de estrellas a sabiendas que todos estan acompañados, que todos tienen a alguien a su lado para ver esa lluvia o que tienen a alguien en mente cuyos deseos de bienestar son merecidos, yo solo tengo a un perro dormido al otro lado del salón...
En la misma ventana al lado de la misma cama donde solía desear aquel amor que hoy por hoy se quizo convertir en dolor, en la misma ventana donde la solía llamar, la solía esperar... Donde la solía desear... Donde me llegue a enamorar y donde empecé a beber y a escribir al sentir que no fue más que un bonito sueño que se convirtió en una jodida pesadilla...
En esa misma puta ventana, mirando la maldita lluvia de estrellas, con ese ardor en el alma que me consume desde dentro... Con todo el calor en el pecho que te obliga a respirar más rápido y en una inhalación la respiración se entre corta y lloras.... Lloras y lloras... Y aquel frío que apagó la estrella fugaz que estabas viendo te abraza...
El calor, la abundancia y la esperanza se convierten en frío, vacío y desesperación...

Llorando en aquella maldita ventana, mirando la interminable lluvia de estrellas toda la noche... Sentado en la misma cama donde hace días deseabas verla y tenerla en tus brazos... En la misma cama donde ella estaba en tus brazos, pensando en otra persona... Donde estabas en su entrepierna... En su boca, en sus pechos... Dentro de ella...
Pero para ella, no eras tú, era algún desgraciado adinerado y afortunado. No eras tú quien le estaba dando ese amor.
La misma cama que atestiguó aquella mentira, aquella pasión mal recibida, atestiguó mi desesperación al darme cuenta que nada fue real, atestiguó mis lagrimas y mi sufrimiento... Hasta ahora lo hace... Atestiguó como superé mis miedos y confié a ciegas, y a ciegas la vida me hizo mierda por todos lados.

Esa cama que atestiguó que una vez fui un chico con ojos inocentes, con el juramento solemne de ayudar a cambiar el mundo y de sostener a su familia... De levantar a sus amigos en sus peores momentos... Pero ahora que veo como es el mundo en verdad, y como es la realidad, siento que el mundo se acaba.
La fe desesperada tambien... Pero no tengo opción más que creer en lo invisible... Dios para unos, el destino para otros... Da igual, pero aferrarme en esa fuerza omnipotente... A esa lluvia de estrellas...
Pedirle protección de este dolor y del miedo que tengo al mañana, de la tristeza que me abruma, la preocupación que me consume... La ansiedad que lentamente me lleva de la mano a la locura...
Que aquella fuerza me guíe a la felicidad...

¿Qué haríais vosotros? Simplemente no hay respuesta ni solucion ni esperanza para este mundo, ni para su gente... La esperanza muere, y el amor agoniza, y aquel vacío se convierte en un frío que duele más que el estar enamorado...
Es lo unico que tengo para aferrarme... Aquella lluvia de estrellas y la moribunda esperanza que mis deseos se cumplan...
De que mi mundo deje de ser sombrío y frío, de que mis jovenes huesos no se sientan cansados y viejos..
De que mi mundo deje de taparme las estrellas y me enseñe esta esperanza todos los días... Ya que el mundo y su gente se ha olvidado de mí, que el destino no lo haga.
De que la niebla no sea más espesa que el mar.
De encontrar un refugio para mi tormenta, una luz para mis noches cada vez más negras...
De que aquel amor que no se merece ni una lagrima más, ni un pensamiento, ni una pizca de todo lo que le he dado por el dolor y la destrucción que me ha traído esté a salvo, que aquella fuerza la cuide y la ame... Que le de la felicidad que yo no puedo tener.
¿Eso es amar, no? Darlo todo incluso si no se merece una mierda... ¿Porqué? Por amor...
Estoy enamorado, me duele, y me duele mucho.
Ella se fué como una de esas estrellas en el cielo... Y dejó su rastro de frío y dolor...
Pero no solamente lloras por amor, ¿verdad?
Tambien lloras por aquello que te quema y tienes miedo de hablar.
No lo escribiré, porque tampoco os quiero contar.
Le pido a esta lluvia de estrellas que quite el peso con el que cargo, la responsabilidad de tener que mantenerme vivo a pesar de mis hemorragias, de seguir caminando a pesar de mi cansancio, de seguir escribiendo y existiendo a pesar que nadie le importa...
Aunque a una mujer le ha importado, aquella que me dió la vida y me dió su vida, que todos los días sacrifica el poder estar con su hijo para darme una vida mejor... Ella no conoce mi dolor, y nunca lo concerá, es mejor...
Pero yo conozco el suyo, y cargo con su peso... Deseo dejar de verla llorar todas las noches, que el destino le den la alegría que me han quitado a mí.
Ella se lo merece... Mamá, te extraño.
Pero tambien le he pedido a aquella lluvia de estrellas por aquel hombre que me demostró que la gente puede cambiar... Que se fué de este mundo como aquel amor y como estas estrellas, con un muy mal trago de mí.
Soy culpable de ello, de joderle sus ultimos momentos vivo, te extraño y siempre te he extrañado.
Me hubiese gustado verte orgulloso de mí, pero no hay motivo para estarlo. Nunca lo hubo.
Le pido a esta lluvia de estrellas, que cambie eso.
Y si estoy pidiendo mucho al pedir luz para tanta oscuridad en mi vida, le pido a aquella lluvia de estrellas que me saque de este mundo... Como se fue él, porque si bien el amor se fue de mi mundo, sigue en el....
Pero ya no queda casí nadie aquí, y no quiero estar más aquí, me siento solo aquí...
Me doléis y os amo... Y os extraño.
Y a aquel amor, a quien le he escrito la mayoría de este texto, y muchos textos más que nunca verán la luz y nunca serán conocidos... Aquella chica que representaba tanto para mí, pero terminó cumpliendo todos mis miedos y destruyendo mi poca esperanza... Que sepas:
Que aquella noche le rogué al tiempo aquel momento en que mi mundo se paraba entre tus labios y tu cuello...
Solo para revivir y derretirme una vez más sin llorar como se siente mirar a tus ojos negros...
Porque me duele estar todo el tiempo estoy pensando en ti, en el brillo del sol en un rincón del cielo al amanecer...
Y ahora le quiero dedicar esto al único amor fiel que ha estado conmigo en las buenas y en las malas... Especialmente en las malas, aquel amor que nunca me ha fallado, aquel amor que odio, pero sigue siempre conmigo a pesar de ello...
A la soledad:
Deseo que confíes en mí, deseo que me creas, deseo sentir tu mirada y controlar tus latidos.
Deseo oír tu voz, deseo molestar al silencio y al vacío, deseo que el relleno me vea con buenos ojos y que la gente entienda mis delírios.
Deseo ser tu fantasía, y sentir toda tu energía, deseo verte y caer directo en tus brazos.
Mi amor que tanto daño me estas haciendo:
¿Puedes oírme? ¿Puedes verme? ¿Puedes entenderme? ¿Puedes verme?
¿Ahora sí quieres verme?, dime, ¿Ahora si puedes hablarme?
¿Ahora quieres volver a mí ser después de hacerme sentir miserable?
¿Puedes ver la muerte que me ronda como la uña unida a la carne?
¿Puedes ver en lo que me he convertido por no querer odiate?
Dime, ¿puedes entenderme sin que deba justificarme?
¿Puedes ver el llanto que recorre mis mejillas sin mojarme?
¿Puedes ver como agonizo porque de tí decidí enamorarme?
¿Puedes escuchar mis gritos y el dolor en cada texto sin explicarme?
¿Puedes ver la muerte en mis deseos sin que pueda suicidarme?
¿Puedes entender mi miedo a la soledad sin escucharme?
¿Puedes ver la sangre en mis muñecas derramándose?
¿Puedes ver en la pared mis nudillos en malva destrozandose?
¿Puedes ver en mis labios mi sonrisa deformándose?
¿Puedes oir mi respiración muerta y entrecortandose?
¿Puedes ver lo que has creado porque me niego a odiarte?
¿Puedes oir y sentir a mi desconfiado corazón... Cómo se parte?
¿Puedes ver mi vida lentamente resquebrajandose?
Me prometiste que cuando no pueda caminar, ibas a sujetarme.
Pero fue más facil para tí ser egoista, decepcionarme y abandonarme.
¿Puedes ver en mi pecho el dolor y la angustia reencarnandose?
Ya que todo fue una mentira tuya, solucionalo, y termina de matarme...
Yo no tengo fuerzas para ello...
Pero no importa, ya no te importa... Y que me importe a mí no cambiaría tu interes, lo que no interesa está condenado al olvido, por eso supe siempre que me olvidarías, y me duele no poder olvidarte.
Nadie muere por amor, pero sí de tristeza.
Yo no puedo morir, es un lujo que me encantaría darme, pero tengo demasíado en juego... Por eso la muerte es otro amor imposible, como tú.
Sabes que me refiero a tí, y sabes que yo lo sé, quedate callada y me estas respondiendo... Y te callarás, porque no te importa, y lo sé, por eso no espero respuesta... ¿Porqué perdí la fé contigo? Pues, porque "solo soy un tío más que conociste en una reunion".
Uno más, una estrella más que se muere de fondo... Que nadie ha visto, cuya existencia nunca ha importado, y tampoco importará, ni ha tenido relevancia, y no me lamento... No hay nada que haya podido hacer. Nunca tuve la oportunidad.
Pero, incluso sabiendo esto, sabiendo tu desprecio, tus actos pudridos, egoistas y mentirosos vestidos de misericordia y humildad... Incluso despues de sentir tu desprecio, tu asco, la realidad de mierda y tu abandono... Soy un idiota, y eso me hace tener una pequeña esperanza que no muere... Ojalá muriese, ya he intentado matarla muchas veces, pero no muere... Una pequeña esperanza que morirá de hambre o por tu ausencia... Con el tiempo...
Esa esperanza que me susurra cada vez que me recuerdo el dolor y todos los recuerdos que me traes (que ahora son pesadillezcos, ya no son deseos de dulcura) un suave "pero, la amas...".
Y tiene razón... Es lo que más me duele. Se que no soy perfecto como decías que era, ni que era tu prioridad como decias que era, ni que era importante como decias que era, ni que me amabas ni me querias como decías que hacías... Pero... ¿ Porqué te asustaste de mí? ¿Qué hice?
Todo lo que deseaba era oírte tocar a mi puerta.
Porque si pudiera ver tu rostro una vez más podría morirme como un niño feliz... Una dulce mentira piadosa, ¿no crees?
Nunca me dijiste un último adiós, ni siquiera eso me quisiste dar... Y eso me hizo morir muchas veces por dentro, me lo recuerdo todas las noches en esta malidta cama, solo... Sin tí al lado. Porque incluso cuando estabas al lado, no estabas... No te gustó estar. Y nunca sabré el porque....
Tampoco quiero saberlo, la realidad es triste y no se puede cambiar, así que no tiene sentido saber el porqué.
Pero si me querías ¿por qué me dejaste? Te llevaste mi cuerpo, mi corazón, mis poemas, nuestros recuerdos y fotos, mis sentimientos y mis pensamientos...
Necesito recuperar todo eso... Y me costará mucho recuperarme... Sería más facil si vuelves a mi realidad y contigo regresa todo esto... Pero nada es color de rosas, la vida no es color de rosas, Edith Piaf no te conoció ni se enamoro de tí, por eso no lo sabía.
Es cierto que sacaste a relucir lo mejor de mí, una parte de mí que nunca había visto ni creía que existía, con un alma limpia por tu gracia y con una historia digna de una película o una novela... Pero era basado en una mentira. Se desromantiza lo romantico, se intoxica lo puro... Se muere lo vivo, se enfría lo caliente... Quien una vez fué clara, deja de aclarar.
Andresmb21 de agosto de 2020

Más de Andresmb