TusTextos

Hineni

Si eres tu quien mueve las piezas, simplemente estoy fuera de juego.
Si tu eres el medico, yo estoy destruido y sin remedio.
Si tuya es la gloria, la vergüenza ha de ser mía.
¿No querías apagarlo? Porque la llama ya se sofocó...
Por mucho que un millón de velas ardan, la ayuda nunca vendrá....
Ya no se distinguir el cielo del infierno, ni los amaneceres del dolor, ni una sonrisa adolorida, ni un abrazo incomodo.
Ya no se distinguir entre héroes y fantasmas, cenizas y arboles, aire ardiente por una brisa helada... Una sonrisa verdadera o el asco más duro en tu mirada... Sin opción a la redención, solo ojos que me condenan al vació... Al desprecio, y lagrimas que después se lamentan de ello... Un alma perdida que nada en el vacío, el vacío de una historia bonita que nunca existirá, porque el escritor se exilio en si mismo.
Pero, eso es lo divertido, ¿No? Como un amante es condenado paradojicamente por su amada al sufrimiento... ¿Qué seria del amor sin sufrimiento? Una historia aburrida. Pero el amor con el rechazo o el asco, es un libro al que se le prende fuego... Es un autor que perdió el tiempo escribiendo, hojas que nunca serán leídas... Una hermosa historia que nació del polvo... Y regresa al polvo...
Pero, se hizo tu voluntad, se volvió al polvo... Volvimos al principio... A la nada... al vacío que tanto me asfixia, en casa y fuera de ella... Al gris, a la monotonía, a la decadencia de colores, y al recuerdo de sentir en ellos...
Pero, esta vez, no habrá un después, ni libros ni apasionadas historias, ni sufrimientos, ni llantos ni lamentos cuando llegue la oscuridad para después sacar una sonrisa de plástico cuando salga el alba... Lo que se hace en la oscuridad termina saliendo a la luz, y ha salido a la luz una historia tan bonita... y tan dulce, que se derritió con el sol, o a tu voluntad... Heme aquí, rendido a tus pies, con mis lagrimas vaporizándose mientras lentamente vuelvo al polvo... El protagonista de una historia que nunca fue escrita.
Heme aquí, el que le toca cumplir tu voluntad, el que ha de desaparecer para dar paso a mejores historias, el que le toca ser el guardián sobre el centeno. Heme aquí, el que ya no está aquí. El que existió, mas no en tu recuerdo, y el que desaparece en tu vista.
Andresmb27 de febrero de 2020

1 Comentarios

  • Luisjose

    Andres! Muy bueno tu texto ... me gustó mucho. Saludos!

    Luisjo

    29/02/20 06:02

Más de Andresmb