TusTextos

Lamento de Despedida

Amaneció sin ti. Lo siento en mis huesos,
al sentir que no estas, mi alma se estremecía,
qué desgana tener que vivir un nuevo día,
sin tus abrasos, tu sonrisa o tus besos.

A fuerza de decepciones, lagrimas y reveces,
la piel, la pasión y la esperanza se me enfría,
¡Qué agonía el tener que ocultar mi agonía!,
Y qué resurrección sería si mi bien quisieses,

Atardeció sin ti... Seguro, doloroso y lento,
el sol se derrumbó moribundo,
la oscuridad llegó a mi corazón y a lo más profundo,
y a solas... Recibí su último aliento.

Quién me viera caer, lento, sufriendo y seguro,
sin más calor ni más resurgimiento,
solo, entre la bebida, los cigarrillos y el remordimiento,
con el alma gris y frustrada entre lo oscuro.

Me borraste de tu vida, como algo fácil se olvida,
borraste de mi rostro la sonrisa que tanto crecía,
me quitaste el mañana de un día que yo tanto quería,
y alejaste de mi ser una felicidad intensa y sentida,
Por eso, simplemente no puedo perdonar tu partida...

Me dejaste hemorragias de tristezas y un corazón dolido,
me dejaste soledades eternas y un miserable mundo frío,
me dejaste confinado en la existencia de un mal recuerdo,
y provocaste en mi vida más de un doloroso desvarío.
Por eso, tampoco perdono que te hayas ido...

Tu ausencia me ha provocado duros estragos,
tu abandono me ha sucumbido,
a los más profundos fuegos,
de miles de errores cometidos....
Por eso, no te perdono que nunca hayas venido.

Y tu, que me hayas olvidado,
me ha hecho grave daño.
Me has dejado un eterno corazón roto y desolado,
que por ir en busca del amor negado,
se ha aferrado,
a aquellas que no merecen ni un halago.
Por eso, tu recuerdo de dolor propago...

Crecí anhelando cariño y amor,
y deseando amor y cariño he vivido,
pero nunca algo verdadero he conseguido,
porque busco aquél que nunca se me fue permitido.

Crecí anhelando atención y amor,
y deseando atención y amor he vivido,
y dudo que algo de esto consiga,
porque mi corazón sólo ha aprendido,
a desear malos amores mal correspondidos.

Por eso, a tí,
no te perdono que me hayas condenado,
a creer que amar,
es desear a alguien con quien no pueda estar...
y que para estar, deba luchar,
para que de mí se pueda enamorar,
cuando lo unico que me hace es lastimar.
Mentiros@.

Las cosas que mueren nunca resucitan,
las cosas que se van no vuelven jamás,
se quiebran las botellas y el vidrio que queda,
es polvo por siempre y por siempre será...

Cuando los capullos caen de la rama,
dos veces seguidas no florecerán...
Las flores tronchadas por el viento impío,
se desgastan para siempre, por siempre y nunca jamás.

Los días que fueron, son días que ya no serán,
los días felices y de gloria ya no volverán
tristes son las horas que se desgranaron,
bajo el aletazo de la soledad.

Tristes las sombras, y las horas nefastas,
las sombras creadas por nuestra maldad...
Las cosas idas, las cosas marchitas,
las cosas hermosas que así siempre terminarán.

Corazón, callate y cúbrete de llagas,
de llagas infectas, cúbrete del mal...
Que todo el que llegue ahora se muera al tocarte,
corazón maldito condenado por mi afán.

Adiós para siempre, a todas mis dulcuras,
Adiós a mi alegría llena de bondad,
Adiós a mi esperanza en esta humanidad,
Las cosas muertas, mueren por toda la eternidad,
No resucitan... Solo mueren, es la dolorosa verdad.

Y no mueren por amor, ni por tristeza,
ni mueren por lo nueva desgarradora soledad,
mueren porque hemos olvidado nuestros ojos,
aquellos que hoy tienen ganas de llorar...

Se va la esperanza y la vida se va deshaciendo,
y renaciendo dolorosamente sin cesar,
la ola de esperanza que me salpica,
que no sé si viene o si ya se va.

Mientras la mañana teje un manto,
luego la noche lo destejerá,
a mi corazón le duele, porque le importa
quién se fue y no cree en quién vendrá.

Tú representabas mi vida y yo sabía,
que eras vida y mi vida de verdad,
pero te fuiste y ya no estoy vivo...
Y todo empieza adolorido, una vez más.

Cuando llegaste estaba escrito,
entre tus ojos y tus mentiras, el final.
Hoy he olvidado ya tus ojos,
y me consumen las ganas de poner los mios a llorar.
Andresmb14 de agosto de 2020

Más de Andresmb