TusTextos

Sobre El Final- Texto de Despedida

Después de tanto, de tantos años (y a vísperas del 4to) soñando, hablando, deseandonos... Llegó lo que tanto temí. El fin de esta historia.

Una historia de amistad, de confianza, de amor ... Convertida en ceniza del dolor y las mentiras.
Una historia que inspira y desanima.
Una historia que construye y destruye.
Una historia que nunca sabré si fue ficticia o en algún punto, real.

Y el fin de mi historia, es el fin de mi escritura.
De mi historia como escritor al ver como mi inspiración se desvanece.
Y mi historia con ella, en esta tragedia.

Un final que no es feliz para mí, pero es feliz para ella ... Es lo que importa.
Has ganado la partida.
Has conseguido tú final feliz a toda costa y, yo, he cumplido mi única promesa... "Hacerte feliz", si bien me has expulsado de tu vida, y de tu corazón si es que la mentira no lo era...
Y no me voy yo, tu me has echado de tu vida... Será porque, al ser tu feliz, ya no te sirvo, y cuál juguete que es reemplazado por otro, ahora iré a la basura.

Ningún error fue tan grande como el amor que te tengo, ni dolor tan intenso como creer que de verdad confíe, amé y los hermosos recuerdos duelen.

Creí que era real ... Algo dentro de mi me decía que no, que el apocalipsis se acercaba y terminó llegando, tu me calmabas y me decías que no lo habría.
Te equivocaste, y tuve razón.
Sabía que pasaría y que me olvidarías, a mí y a tus promesas.

Ahora solo que me queda cargar mis cicatrices de tu amor, mientras tú disfrutas de tu nueva vida.
Reitero, has ganado y, por ende, se ha acabado.

Y aunque por más meses en mi corazón y en mi cabeza perdure el amor roto, tan hermoso como complicado, se necesita más que joderme desde dentro para acabar con mi voluntad de cambiar este mundo de mierda.

Me abandonaste, pero no me desenamoraste, así que no has ganado del todo, porque no está bien obligar a alguien a enamorarse, tampoco a desenamorarse, es igual de cruel.

Yo, a diferencia tuya, te dejo este texto como constancia que me rindo... No me voy de tu vida sin avisar como intentaste. Tampoco te interesa, así que ni creo que intentes reconstruir lo nuestro de sus cenizas ni aunque sea mirar atrás, mientras termino de arder en un amor sofocante.

Y no creas que te odio, o te guardo rencor. Del amor al odio hay un paso que nunca daré contigo, yo no soy como tú.
Solo que, no me parece justa esta historia, no me parece justo que tenga que sufrir después de todo mientras estás invicta y fría.
No me parece que actúes como alguien justa.

No esperaré que vuelvas, ni siquiera que leas este último texto, he perdido esperanza al completo de que algo haya sido real... Pero, si ocurriese un milagro, estaré con una sonrisa... Y sabré que no tendré la tuya de vuelta.

Mi primer texto fue un ensayo sobre el destino... Dedicado a tí y a que fue ese mismo destino el que nos había unido de forma imposible aquella última noche en otro país... Para reunirnos en nuestra ciudad, en una pequeña cafetería donde nos conocimos mejor... Donde, al ver tus ojos supe que eras una bendición, hoy por hoy maldición.
El segundo ensayo fue sobre tus ojos... Tu figura y tu persona... "La perfecta imperfección" y así, iría descubriendote más en cada texto... Y descubriendo lo que sentí por tí.
El 90% de mis textos fueron dedicados, inspirados y escritos para y por tí...
El vino francés que terminaría adictandome con sus labios, y matándome al final.
Empecé a escribir sobre ti...
Y, al darme fin, yo solo puedo devolvertelo para no perder mi poca cordura... Sería capaz de sacrificar mi cordura por tí (como ya hice antes entre las millones de cosas que hice por ti)
Pero no vale la pena... Ni lo valoras, ni lo querrás conservar... Ni lo cuidarás, no porque no quieras ni porque no sepas, sino porque te aburriste.

Mi último texto...
El último volumen de la serie "sobre" y mi último texto.
Empecé escribiendo una historia sobre ti, por ti, y para tí.
Y así terminará.
Empecé contigo, acabare sin tí.
Nuestra historia, mis historias, y este volumen.

Este texto, esta historia... Todo al olvido... Ojalá algún día te pueda reencontrar allí... Te extraño desde hace meses... y te extrañare... Y te extrañare mucho.

Ojalá no hubieses quemado lo nuestro.
Ojalá este no fuese el final.
Ojalá quisieses reconstruir esto desde sus cenizas...

Pero mis deseos nunca han importado, solo que tú fueses feliz.
Y ya eres feliz.
Misión cumplida y acabada, más no perfecta.
Pero, eres libre de mí... Ya puedes cantar victoria y ser incluso más feliz.
Ahora sí, eres libre de mi amor.

Andresmb04 de noviembre de 2020

1 Comentarios

  • Beatrix

    Un texto muy emotivo, me encanto todo lo que transmitiste.
    ¡Un saludo!

    05/11/20 12:11

Más de Andresmb