TusTextos.com

Ser Feliz

12.7.07
Me quedé con el pensamiento de la transición.
Esa transición que temo. Temer. El significado de temer o tener miedo no me gusta. Sé que en el fondo no temo. Sé que puedo. ¿Cómo pensar en no poder cuando tantas veces en el "antes" pude hacerlo, lograrlo, traspasarlo, vivirlo, desafiarlo? Y mientras escribo dislucido que solo resta "darme cuenta", el famoso "que". Ese "qué quiero". ¿Qué quiero? Como siempre: ser feliz. Muy nebuloso el "ser feliz". No me dice nada. No me hago cargo. ¿Cómo voy a ser feliz? esa si sería una pregunta más "acercadora". ¿De qué manera seré feliz? ¿haciendo qué cosas seré feliz? ¿estando en qué lugares seré feliz? ¿relacionándome con qué tipo de personas seré feliz? ¿ejecutándo qué acciones seré feliz?
Ser feliz desde mi esencia. Desde quien soy realmente. Pero ¿quién soy yo? Pucha qué pregunta. Genial brete filosófico. Una pregunta incansable y eterna. Tan corta pero que me deja dura por la posibilidad desgarradora de responder semejante interrogante. ¿Quién soy hoy? ¿quién quiero ser mañana? Y se me aparecen las personas. El amor, la entrega. Iluminar. Inspirar. Asistir. Pero inevitablemente cruza por mi carretera mental la preocupación o "me ocupo antes" de si encontraré la manera de tener lo que hoy tengo. Como si fuera seguro. ¿Qué tengo hoy? Se que no estoy convencida de lo que tengo, de lo que soy. Pareciera estar esperando un anuncio en algún lado que me avise que ya está, que ya puedo. Una luz verde de avance. La luz verde soy yo. Yo me dejo. Yo me permito. No hay afueras. Solo productos limitadores perfectamente creados en esta mente que hace que hable o que intente expresarme de una manera que pueda ser comprendida por mi misma, o no. ¿Y si no considero todas las posiblidades, los factores? Me quedo en el acotamiento de ese plano y avanzo solo lo que me permito avanzar. Quiero avanzar.
Quiero expandir, ensanchar, creer... quiero crear. Creer en mi para crear.
04 de febrero de 2008

Más de Anileonina