TusTextos

Grito de Guerra

Estar encerrada en una prisión que tu misma te has construido, que tu misma has zanjado. Querer salir y no poder, y darte cuenta que ya es demasiado tarde, que la salida es muy pequeña, y la llave hace tiempo que se ha perdido, como tú lo estás, perdida.
Querer avanzar, querer comerte el mundo, querer sonreír, como antes, sentirse libre, sentirse satisfecha, sentirse viva, ahora es algo imposible. Es algo increíble como una cosa por la que llevas luchando des de hace años, de pronto, se gire y te ataque, se vuelva contra ti, y si antes las cosas eran difíciles, ahora lo son el doble. Estar harta, de todo y de todos. No tener a nadie con quien poder confiar, con quien poder hablar, con quien poder llorar, y reír. Las lágrimas ya no caen, se han esfumado con mi esperanza y mi ilusión. Mis gritos de guerra se han desvanecido junto mis ganas de vivir. Ya no queda nada. Soy un simple cuerpo sin alma que no sabe lo que quiere, me he cansado de ir a contracorriente, voy al compás de la gente y soy como una hoja cuando el viento sopla. No sé quien soy, ni qué quiero, ni qué me esta pasando. He perdido la noción del tiempo, de los días, estoy envuelta por la monotonía y solo quiero estar en casa con una manta recordando aquella Anna que ahora ya se ha ido, que me ha dejado un gran vacío, y que no va a volver, porque se ha cansado de estar en un cuerpo como el mio.
Quiero que todo esto acabe ya, poder ser el tipo de persona que siempre he deseado ser y que me duela la cara, la tripa de tanto reír, reírme a carcajadas por cosas estúpidas, ser una adolescente sin preocupaciones, viviendo al máximo el presente, saboreando cada segundo y levantarme cada día con más ganas de vivir y de afrontar lo que venga.
Pero no va a pasar.
Nunca pasa.
Sólo me queda sentarme, y esperar a que los días pasen, y termine marchando un día con ellos.
Anna2230 de abril de 2013

1 Recomendaciones

Más de Anna22