TusTextos.com

Latsirc

A veces me siento como un animal salvaje.
En medio de la nada, sólo bosque, ningún camino claro.
Ensangrentada
Dolida
Machacada.
Me imagino como un animal grande
que sufre
que sufre
pero se levanta
y grita,
asusta a las demás criaturas
por su fortaleza, por su entereza.
¡MIRADME!
ARDIENDO
MURIENDO
ENTRE CADA LATIDO
MIRADME QUE AQUÍ SIGO.
AQUÍ, AUNQUE ARRODILLADA, SIGO EN ESTE LABERINTO!

¡COBARDES!
Venid
¡Venid!
Ya me di muchos golpes,
¡me estoy desangrando!
¡son mis cenizas las que están hablando!
Ando
Ando
Y me caigo
Y me arrodillo
Y todo mi cuerpo se estremece ante tal catástrofe.
Cómo ha dolido esta caída...
...estoy vacía.
Corro hacia la luz
pero un enorme cristal
me empuja hacia atrás.
¡Mierda!
Retrocedo
Espero
Ya no me da miedo la noche,
disfruto en ella.
No lloro al ver oscuridad,
me retozo;
es mi momento.
Soy un animal sin aliento,
un animal oscuro
pero soy algo puro
así que me levanto,
me levanto
y ando.

Y créeme que he llorado,
pero de ahí salió un mar dorado,
donde me baño y me escondo,
me relajo y en lo profundo me hallo.
Ya no me da miedo.
Ya no.

Sólo hay algo
que aún no he logrado.
Romper el cristal
infernal,
el cual
yo soy su autora.
Soy un animal fuerte,
donde la suerte viene y va,
la ira reina y llena mi alrededor.
Cristal aterrador el que construí.

Luchar contra mi es sinónimo de muerte.
Y ahí, cuando me veo reflejada en este,
me hecho atrás
y a un lado;
es entonces cuando
lloro por todo lo pasado.
Alzo un vaso lleno de humo
y chillo
embriagada de recuerdos amargos
¡Perdón por hacerte daño!
¡Sigues en pie pero estás sangrando!
Dirijo mi mirada al cristal,
mi reflejo se divierte, viene a verme, sonríe, ganó otra partida.
Él meempequeñece,
luché contra gigantes,
pero ninguno jamás fue tan fuerte.

Por lo tanto,
Me dirijo
a mi mar dorado
Y allí nado, nado y nado.
Me ahogo y olvido y en la oscuridad encuentro
libertad.
(no le digas a los demás
que se encuentra atada,
eso está de más).
Qué lástima cuando viene luz
y hace brillar el lastre,
el desastre.

Miro alrededor..
Duermo.
Es todo un mal sueño
No es verdad
Vuelvo al mar dorado
Observándolo.
Escuchándolo.
Chilla pena
Pero me limpio en ella.
Shh... pequeña,
eres un gigante
(todo lo de antes,
es cuento para que te achantes).
Allí siempre está oscuro,
es bastante profundo,
y me hundo,
me pongo del revés
y me veo de pie,
luchando contra el mundo.
Entonces llego al pacto;
No tengo ningún punto flaco.
Así que volvamos al inicio;
Donde afirmo ser el animal más voraz de este medio en el que habito.
Anna22Publicado el 22 de junio de 2019
Archivado en sentimiento vida lucha muerte poesia prosa dolor soledad pena llanto tristeza luz

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Siriocra

    Hola, me dejas sin palabras con este poema admirable en la forma y el contenido. Seguir aunque el camino te haga volver, sentir , morir viviendo y vivir muriendo, Puto y bendito cristal!. Me encantó (literalmente) , Salud y saludos.

    17/07/19 11:07

Más de Anna22