TusTextos.com

Comienzo, Nudo y Final

Cuando el profesor terminó de escribir en el pizarron, derrepente un temblor terrible comenzó a viajar por toda mi columna, cerré lo puños para contenerlo, pero se fue a mi cabeza, pies y ahora estaba en todo mi cuerpo. La catástrofe, el ciclón amenazaron, mordí los labios para no escupir en medio de todo el salón.
Cuando reventé..., mis tripas fueron directo a la espalda del profesor, que sintiendo la humedad pegajoza y sangrante volteó violento fulminando a todos, escaneó uno por uno, cuando vió que estaba todo despanzurrado...
Se dirigió en destono: -Sr.Ortiz -me despertó- directo a la dirección.
La zona de castigo no es nada divertida, pero ella... ...pasa, al verla, tengo las mil suertes, me digo.
Ella es un retrato de los que guardas celosamente.
Dios, bendigo mi castigo, gracias por odiar los comienzos, nudos y finales, gracias por vomitarle al profe, gracias miles, canto en mi interior.
He prometido odiar cada día, cada clase, con sólo verla, soy el "infeliz", más feliz del mundo.
Apurimak07 de octubre de 2015
Archivado en:
relatocorto humor

Más de Apurimak