TusTextos

La Prosa Del Hogar de la Demencia

Escondidas bajo las radas tnicas de alguna deidad olvidada, deambulan nuestras sombras por el burdel del pecado original tan pesados son los ropajes que eclipsan nuestras almas y sin embargo tan desnudos frente a unas musas que parecieran haber surgido del azufre.

Siento lo infame de mi atavo, en la aspereza de unos siglos tejidos con esmero por unos entes arcnidos a los que jams pretend invocar; como bien sabemos, las desgracias llegan de la mano de algo que nuestro corazn ya no osa nombrar.

Nada nos distingue a ti y a m, entre la mirada que arrastra sus pasos entre las brumas y las cenizas. Acaso no hay mayor sepulcro que este bosque de cemento al que la inconsciencia llama mundo?

Grises son los rboles que nos cobijan, y oscura como el sol de nuestro pecho, es la sombra de su noche. Entre la densidad de tal maraa, lo que no logran dos manos que se unen, lo logran las letras en la soberbia de su pecado. Cuan infame es el camino que labramos con la tinta de nuestras venas y sin embargo ser que en lo dantesco de nuestras tinieblas sigue palpitando la inocencia de un nio?

Condenados, nos arrastramos como una Santa Compaa que pareciera buscar a los muertos en vez de los vivos. En el hogar de la demencia, todos giramos al comps de unas manecillas que parecen medir el transcurrir de la vida segn los designios de los espritus burlones.

Una vez tuve un sueo, que no era sueo, en cual el tiempo goteaba lentamente sobre mis sienes, cavando los pozos que conducan inevitablemente al mismo infierno existencial; una fosa comn donde al final todos somos iguales, somos hermanos. Lo que no ha podido unir la vida, ser unido por la muerte en su santo sacramento.

Una vez tuve otro sueo del que nunca pude despertar; quin portaba la guadaa no era la Negra Esperanza. Eran dos hojas afiladas con la piedra de mis huesos y pulidas con el orgullo de un acto de justicia que me exclua de la existencia, desgarrndola en su inexorable girar.

Pdeme y se te conceder escuch y as fue, pues me hallo en el lugar donde quise siempre estar. Entonces Qu nos hace tan desgraciados? Hacia donde se dirigen nuestras oraciones?

Algunos tienen a sus musas y otros tenemos a nuestros demonios. tal vez el precio sea alto, pues ajenos a nuestra existencia, las afiladas manecillas del tiempo cercenan el papiro de nuestras carnes. Piel marchita donde est sellado un contrato tantas veces rezado en la direccin equivocada. Ser que los puntos cardinales oscilan a la par de un reloj que devora a sus hijos

Una vez viv un sueo que no era vida; las manecillas del tiempo giraban y giraban sin cesar, y nosotros pobres fantasmas, intentbamos en vano eludir, a esas guadaas que se enredaban en nuestro sudario, reducindonos a escombros.

Tan agria puede ser la cosecha de unos vinos madurados al sol del Hades



***



Una vez vi a dos nios caminar sobre el fuego sus rostros ptreos expresaban la calma sepulcral de quien no teme a las llamas, pues nada le queda que pueda ser extinguido; pero tambin era un sueo, pues en sus miradas carbonizadas brillaba algo ms

Tal vez el que escribe estas letras, no escuche ms all del sonido de sus cenizas arrastradas por el tiempo tal vez el otro, es Uno que tan solo habla con las brumas que suben de la mar. aun as comparten algo

La prosa nocturna de quienes habitan el hogar de la demencia.



__________________________________________________________________________________

Dedicado a mi buen amigo Abyssos y a todos aquellos que habitan El Hogar de La Demencia.

Aroint06 de mayo de 2010

12 Comentarios

  • Polaris

    Una palabra:

    Impresioante.

    Pol.

    07/05/10 03:05

  • Alumine74

    Aroint te quedo pincelado con las mejores acuarelas.
    Me encanto.
    Los super quiero ambos

    08/05/10 01:05

  • Mary

    Muy bueno tu escrito, el lado oscuro no tiene secretos para ti.
    Sabes como te imaginaba escribiendo esto?? Te veia sentado en
    una silla, escribiendo sobre una mesa posada sobre una pila de
    escombros y cuerpos sin vida y sin rostro. Raro, pero eso es lo
    que mi imagiancion me trajo. Besoss.

    08/05/10 01:05

  • Aroint

    Muchas gracias Pol.

    Cuídate amigo

    08/05/10 03:05

  • Aroint

    Muchas gracias también a ti Alumine, amiga de corazón hermoso.

    Es imposible no quererte.

    Cuídate mucho por favor... mucho.

    08/05/10 03:05

  • Aroint

    Tu imaginación no se ha equivocado Mary... no se pueden escribir cosas así si uno no vive rodeado de los despojos de tantos sueños muertos... de los escombros de un cielo hecho pedazos.

    Gracias por tus buenas palabras... cuídate mucho amiga.

    Un beso

    08/05/10 04:05

  • Motorpsico

    Muy bueno, me ha gustado el ritmo que le aportas al escrito y que sumerge al lector. Saludos motorpsico.

    08/05/10 09:05

  • Aroint

    Muchas gracias por tus palabras y por estar pendiente de mis publicaciones Motorpsico.

    Saludos y cuídate.

    09/05/10 04:05

  • Danae

    Este texto es como una carta escrita a un hermano de sangre ... La sangre es la tinta derramada, oscura y espesa, sobre la pátina inocente de la hoja en blanco: "La prosa nocturna de quienes habitan el hogar de la demencia", y allí se han encontrado. Hay mucha genuina inocencia en esa hermandad. Y en quienes así la siente.
    Auténtico, Aroint. Por eso me lo guardo.
    Un abrazo enorme, y cuídate, amigo.

    10/05/10 12:05

  • Aroint

    Ni más ni menos es tal como lo describen tus palabras mi amiga.

    Inocencia... increiblemente parece sobrevivir entre tantas sombras y bajo el yugo de este mundo al cual le hemos pervertido su razón de ser.

    Será que hay luces que brillan por encima de todas las cosas...

    Me honra que te lo lleves.

    Cuídate mucho por favor.
    Un abrazo para ti.

    10/05/10 04:05

  • Libelle

    Todos los poetas estamos un pelin locos y tenemos nuestros demonios el mio es la soledad , un beso nos leemos

    26/11/11 02:11

  • Aroint

    Así es Libelle. Yo tengo los suficientes como para hacer un equipo de futbol con ellos... al menos me servirían de algo jeje

    Te dejo un beso

    26/11/11 12:11

Más de Aroint