¿tienes Miedo de Amar?

Publicado por Beth el 01 de febrero de 2012.
Siempre me ha parecido que el mejor regalo que Dios nos ha hecho son las palabras. Son tantas las cosas, los sentimientos y estados de ánimo que con ellas podemos transmitir que todo lo demás se oscurece ante el poder de la palabra. Sin embargo no dejo de reconocer que a veces estas mismas palabras se pueden volver vanas y dejar de tener significado. En todo caso, en manos de quien las usa está el darles el tono exacto y la cadencia adecuada para que digan exactamente lo que hemos pretendido decir.
Pero lo grave es cuando las palabras nos dan miedo y empezamos a disfrazarlas; y eso todos lo hemos hecho en algún momento. Ahora mismo me viene a la mente una reciente conversación y me doy cuenta de cómo sin intención se usan eufemismos y giros para evitar esa palabra concreta que tememos. Hay muchas: cáncer, muerte, sufrimiento, pobreza, hambre...Pero quizá una de las más temidas es Amor. Si, da miedo pronunciarla y da mucho más miedo todavía sentirla. Y lo que verdaderamente a algunas personas les da pánico es que alguien les ame por encima de todas las cosas. Es entonces cuando usamos expresiones como dependencia emocional o frases similares.
Y es entonces cuando pienso que hay que ser valiente para amar pero todavía mucho más para dejarse amar. Porque en el fondo tal vez duela pensar que puede haber alguien que nos ame tanto que no necesite subterfugios y nos lo haga saber sin rubor, y peor todavía, se atreva a demostrarlo a las claras. Eso nos confunde, especialmente cuando no estamos acostumbrados a despertar ese sentimiento. Y entonces nada mejor que intentar rebajarlo y hacer que algo tan hermoso y dulce se convierta en una especie de obsesión enfermiza.
Yo siempre defiendo a la gente valiente y que dice la verdad, aunque a veces haya que ser inteligente y no hacerlo so pena de acabar dañado. Pero el amar nunca podrá hacer inferior a nadie; antes al contrario; cuando en una relación, sea cual sea, alguien pone más, puede considerarse afortunado, porque será quien más se lleve si esa relación se acaba, o quien al final de su vida tenga su “Haber”´más lleno.
Por eso yo le ruego a Dios que me permita en todas las relaciones que mantenga ser quien ponga más. Porque podrán quitármelo todo, pero me quedaré con el sentimiento de haber amado sin límites. Y si alguien tiene dudas, que le pregunte a una madre. Esa madre le dirá que nunca ha sido tan feliz como cuando lo ha dado todo por sus hijos. Ocurre sin embargo que lo que entendemos en la relación entre la madre y sus hijos, nos avergüenza o resulta extraña en otra relación. Yo reivindico amar sin tasa; porque al final cuando todo se acaba quien más ha amado se lleva lo mejor y puede estar seguro de dejar un poso en el corazón que una vez latió a su lado.
Será por todas estas absurdas reflexiones que siempre me han gustado unos versos de Ernesto Cardenal que dicen así:

Al perderte yo a ti,
tú y yo hemos perdido:
yo, porque tú eras
lo que yo más amaba,
y tú, porque yo era
el que te amaba más.
Pero de nosotros dos,
tú pierdes más que yo:
porque yo podré
amar a otras
como te amaba a ti,
pero a ti no te amarán
como te amaba yo.

10 Comentarios

  • Franyender

    Muchísimas Gracias Beth..me has echo ratificar mas a mi creencia en el amor, y me ha encantado tu cita de Ernesto Cardenal.
    No me quiero perder ni un escrito tuyo..

    01/02/12 03:02

  • Beth

    Gracias a ti por haberlo leído. Si, pienso que lo importante es amar, y quien no quiere o no sabe hacerlo, eso que se pierde. Saludos cordiales

    01/02/12 03:02

  • Retales

    Tienes más razón que un sabio. Hoy precisamente hablaba del tema con mi familia. Se puede amar con todas las diferentes clases de amor. Amor carnal, filial, a la Literatura, al Arte, a la Música a una amistad, a la Naturaleza, etc....Y sobre todo, amor a la Vida
    Aquella o aquel que saben amar son felices, quién no sabe ser correspondido no entenderá nunca lo que puede llegarse a sentir.
    Un beso Beth. Amo tu clase y tu estilo.

    01/02/12 03:02

  • Beth

    Muchas gracias Retales. Pienso que quien no ha amado y quien no ha sufrido por amor se morirá sin haber vivido plenamente.

    Un beso

    01/02/12 03:02

  • Beth

    Así es Democles. Hay un dicho que mi abuela repite mucho: "mientras dura, vida y dulzura"

    01/02/12 08:02

  • Danae

    Me ha encantado tu texto, querida Beth, que suscribo, aunque en el interim, duele ... Y esos versos de Cardenal, un digno colofón.
    Un beso.

    02/02/12 01:02

  • Beth

    Esos versos, querida Danae, los he tenido mucho tiempo grabados en una especie de pergamino y solía ser lo primero que veía por la mañana al levantarme y lo último al acostarme. Para no olvidar, sobre todo. Un beso

    02/02/12 10:02

  • Luisjose

    Sra Beth!:)... Bueno, tantas formas de amar!... a la familia, a la vida... tantaa!... Y una tan especial, cuando viene ese amor de sentimiento en pareja. Hay veces en que el amor, en relación con las parejas... se toma solo en sentido pasional,... y allí va por mal camino hasta que termina, ya que no hay amor en ello. El amor es algo como muy complejo no?... Dios es amor, por lo tanto si se ama con el alma, se esta amando de igual manera a dios. Y pues, no creo que en mi parte tenga miedo de amar... en ese sentido con la vida, que abarca tantos aspectos... aunque no si pueda responder esa misma pregunta, en cuanto al amor en una relación sentimental... hay que ver que sucede luego jeje... aunque no creería temer, hay quienes dicen que eso se siente... cuando es la persona, como se dice: indicada... el tiempo decidirá. Muy Buen texto... y pregunta!:) Abrazos!!

    02/02/12 07:02

  • Liriko

    Un texto magnifico me gusto mucho y me ha parecido muy interesante la verdad es que cuando lo lees te hace pensar y te das cuenta de que es unes una verdad aplastante.Gracias Beth por este texto a sido un honor leerlo

    02/02/12 07:02

  • Beth

    El honor es mío, Liriko. Gracias. Saludos cordiales

    02/02/12 08:02

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Beth