TusTextos.com

Espejo

Tres mares embravecidos juegan con mi destino,
me empujan, susurran, abrazan y guían.
Tres mares de una sola mordida,
son los que me gritan cada día.

Saladas y dulces sus aguas me fustigan.
No hay túnel, ni luz,
no hay nada más allá
de un espeso presente.

Inútil, eso soy, eso me siento.
Un puto inútil sin tiempo,
un desgraciado de larga sonrisa
y sabor ajustado.

A este lado,
donde el cuerpo no se hace pesado,
no hay sueños, tampoco caras, apenas recuerdo.
A este otro lado, tan solo el tiempo se pudre callado.

Odio de memoria, casi que, por inercia.
Amo entre sordas sombras
la mentira que según instante me convenga.
Borroso decir que sin música, a mí, se entrega.

En ese otro lado,
en ese donde la vida no se siente.
Grito y no se me escucha,
apartado de lo poco que mi cuerpo suma.


denaturalezatocapelotas.blogspot.com

todos los derechos reservados
26 de junio de 2018

Más de Buitrago