TusTextos.com

Conmigo

Surqué la galaxia entera buscando lo correcto, me terminé por encontrarme, me estreché la mano con una sonrisa vacía, me dijo que no hay males de piedra y no hay amores de cristal. Comprendí que las desgracias retornan en forma de enseñanza, en un plato de sopa caliente, en un abrazo que rompe cadenas. Faena del escritor escupiéndole al silencio del papel, serán mis días grises que se están coloreando poco a poco, ya no cuesta ¿Saben? Aprendo de mis errores para cometerlos en el futuro nuevamente y ya no llorar, las lágrimas las dejaré para el alma indicada.

Trenes que viajan a la velocidad de un te amo sincero, el avión surcando lo más alto del cielo y tus problemas se ven más pequeños con cada metro que sube. Estuve en el abismo, cuando tocas fondo todo te parece bonito, los gestos buenos, o malos ya no los distingues, aprendes a quererte porque tu mismo no puedes fallarte. Sencillo el trazo de las letras, la cursiva chueca pero sin faltas de ortografía, ya no más, la sonrisa viene cargada con balas de alto calibre, hoy me quiero, hoy puedo ser invencible.

Aunque caiga y tropiece con la misma falta de lucidez de hace tiempo, aprendí a poner las manos para levantarme, el amor es un acto suicida que todos cometemos para volver a renacer en otros labios, así roto esté el sentir, volver a vivir el momento no tendrá jamás un precio.

Surqué la galaxia entera buscando la verdad, me terminé por encontrarme, me abracé como si hubiese vuelto a la vida, la reacción cuando se da por terminada una guerra. Rompí tantos pensamientos entre paredes, que hoy los estoy volviendo a armar, junto los recuerdos y me coso cicatrices con ellos, es el tatuaje que llevo, nunca tan grande, nunca tan bonito.

Habrá que crecer para aprender me han dicho, yo no crezco, crecen mis años y mis ideas, hoy estoy intentando que crezca mi alegría a la par. Feliz de haber caminado el infierno, nunca es tarde para empezar de nuevo con la misma mano de cartas, pero sin miedo. El mareo de escribir sacando las pesas de mi cabeza es similar a caminar sobre la arena en primavera, ni muy caliente, ni muy frío.

Me sobraron motivos para dejar la vida como la conozco, me sobraron aún más para quedarme, los malos tragos se toman solos aunque alguien te acompañe. Así me siento libre, sin estrés, mi sonrisa con dientes desalineados se muestra en la calle, y aún más importante, se muestra frente al espejo. Dejo las palabras fermentando, este texto cada día me sabrá mejor, como una cerveza con amigos, como un café solo, como mi mundo conmigo mismo.
23 de mayo de 2018

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Regina

    Espero que te gustaras conocer, pues de escritos vas sobrado y de imaginación más. Me gustó mucho. Saludos muy muy cordiales.

    27/05/18 06:05

  • Cafefrioenpapel

    Gracias Regina, muchas gracias. Saludos cordiales !

    27/05/18 08:05

Más de Cafefrioenpapel