Hoy, Mañana y Siempre

Publicado por Cafefrioenpapel el 28 de abril de 2015.
¡Hola! Espero que te encuentres bien, pasaba por aquí y pensé en visitarte. Sé que es extraño, paso tiempo, no mucho, pero lo suficiente y… bueno. ¿Te gusta como estoy vestido? Si ya lo sé, no me ayuda mucho la boina, pero no me queda mal, al menos eso pienso yo ¿No?. Tengo tanto que contarte, que no se por donde empezar, simplemente resumiré todo.

Estuve triste, pero ahora sé que todo pasa por algo. Conocí a una chica, increíble, quiero decir… increíble la chica, no que yo haya conocido a una chica, que no se mal entienda. Empecé a estudiar, si, aunque parezca imposible, lo hice, tardé un poco en decidirme que hacer con mi vida, en fin, mejor tarde que nunca se dice. Me fui de viaje, recorrí varias partes del país, me fui al exterior, camine mucho y ya sabes como soy yo, ¡Que me encanta caminar!... y también el sarcasmo.

Me empujaron a escribir, mejor dicho, me empujé solo, nadie me obligo, dios mío, ya me puse nervioso. ¿Te importa si me siento? Genial, porque me duelen las piernas, me costó llegar y tomar la decisión de venir, sabes como son estas cosas. ¿Te acuerdas como era todo antes? ¡Que bellos tiempos! Cuando salíamos a caminar y a comprar cosas a la ciudad, bueno, tú vivías allí… yo era de un poco más lejos. Las peleas estúpidas que teníamos, que siempre terminaban en besos y abrazos, obviamente siempre ganabas tú, que todavía no se como lo hacías.

Cuando empezamos a planear la vida juntos, me acuerdo y sonrío solo esté donde esté, es como un gramo de felicidad que llevo siempre. Cuando le arrancábamos minutos al reloj para quedarnos juntos un ratito más, por mas que ya era tarde para lo que habíamos planeado, siempre era ese ratito mas que nos alegraba el día.

No diré más nada, toma, te traje flores, espero te gusten, te las dejaré aquí. No me reproches nada, yo sé, pasaba mas seguido por aquí, pero bueno, me hace mal y creí haberlo superado, hasta que me di cuenta que jamás te dejé de amar, perdona. Me dijiste que siga con mi vida normal, intenté, lo estoy intentando, pero a veces no me sale bien, te extraño mucho. Ya empecé a llorar, perdón, mejor me iré, volveré a visitarte, te lo prometo.

Te amo. Hoy, mañana… y siempre.


*Se aleja de una lápida, donde ahora hay flores, lagrimas y un amor que será por siempre.*

Te amaré por el resto de mis días.


cafefrioenpapel.blogspot.com.ar

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Cafefrioenpapel