TusTextos.com

Inopia

Súplicas al café de la mañana, alegría de pesares inconclusos, que más que pesares, fueron castillos de fantasías sin terminar. Estoy luchando contra el cansancio para no dormir con las palabras; tengo el romanticismo a flor de piel, esculpo la poesía tan solo viendo tu nombre y tu voz le pone el tempo necesario para volver a brillar en la pista. Altruista lírico para verte sonreír, sentimiento de grandeza cuando el corazón le gana a la razón y el pánico escénico, a vivir enamorado, se deja en el papel.

Trato de no repetirme y sonar original, pero chocar con tus ojos es volver a escribirle el significado a la utopía; vivo en la inopia si huelo tu perfume, sentir la oscuridad y tú como única luz. Amor, responsable de incoherencias y vivencias de poetas rotos, aunque formé parte de este colectivo, yo no me siento roto, me siento completo y me acompaña tu sonrisa de cristal en cada verbo, en cada adjetivo que describe lo bonito de pensarte y alterar la anatomía, de calmar la lluvia con ademanes, de sentir el cielo si me diriges la palabra. La tormenta encontró fin, buscó lo impensable y encontró lo imperfecto, transformándose en paz logró su cometido, demostrarle al mundo que sonreír es ternura y un lunar denota belleza.

Las riquezas del hombre carecen de amor, el poeta carece de riquezas pero tiene el amor que lo convierte en rico. Vuelvo a componer "Las cuatro estaciones" de Vivaldi en tu cintura y pinto "El beso" de Gustav Klimt en tus labios que se sonríen a cada instante. Maldita sensación de no querer escapar, de sentirse atrapado con el corazón al aire y no buscar la salida, mas que tu voz como guía a seguir atrapado a lo hermoso de lo desconocido.

Así como salto en cada verso, salto a tus pupilas cada vez que te miro, a cada instante siento millones de asteroides y mi mente queda en blanco por segundos. No siento dolor, las pisadas de otros senderos se abren paso y yo tengo que seguir caminando, me encantaría cruzarte por alguno, buscando un sin fin de sonrisas escondidas tras pocas palabras que suelto con la tinta y un papel con tu nombre grabado sobre el margen.

Detoné mi libreta para sentirme sobre el cielo, recuerdo tu cara esconderse tras ese pelo de color y todo se vuelve más bonito, todo se vuelve más confuso, más preguntas respondiéndose con dudas, más dudas que como piedras lanzo a estos textos, más pretextos para mirarte aunque sea la milésima de un pestañeo para encontrar el infinito, para encontrar el pasado escondido, para matar los miedos, para matarnos a besos.
29 de mayo de 2018

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Regina

    Las ideas que salen de una pluma enamorada, son sin duda fuente de inspiración, una verdadera delicia leer tan fantástico relato de amor.
    Felicidades, saludos cordiales.

    31/05/18 01:05

Más de Cafefrioenpapel