TusTextos.com

Tu Sonrisa En El Papel

Hay frases que no tienen una explicación, porque cada persona que las lea el corazón vendrá a dárselas. Y aquí me encuentro yo, tratando de que la razón me exija algo, pero siento mucho más y siempre gana la batalla el alma, las condenas se empiezan a escribir y todo termina sobre un renglón manchado, mal escrito, con tinta de lagrimas y a veces de sangre.

Quise saltar al vacío por ti, me paré al borde y tu mano me detuvo, me dijiste que sería en vano, y tan solo salté mientras te veía sonreír. Escuché una voz repetirme que iluso al caer, lagrimas de felicidad y alegría no paraban de volar, no sabía si era lo correcto, si habría heridas o solo abrazos. Recordé las experiencias que viví, las cosas que parecían un gigante a punto de aplastarme, no se volvieron más que cenizas de mi cigarro, fumé tanto en tan poco tiempo y en tan poco tiempo te pensé tanto en los lapsos en que el humo rozaba mi garganta.

Escribo un texto infinito y entre lineas solamente dice te quiero. He muerto tantas veces que a estas alturas ya perdí la cuenta, verte sonreír es el suicidio que todo soñador y poeta, al limite de un amor, desea cometer. Créeme que pensé, muchas veces, la idea de provocar, contigo, los actos más hermosos de la historia en una habitación a oscuras, ver llover estrellas tocándote la piel, que el futuro no exista y el pasado se borre entre beso y beso, leerte en Braille y sonreír de placeres, soñar despierto y aún así querer dormirme a tu lado, sin voz, sin pero, sin tinta y razón, que lo único que se escuche sea tu latido, o tu respiración.

Quiero que seas feliz, o mejor dicho, quiero que seas, te quiero feliz, te quiero. Así esté dejando que se vaya mi vuelo, voy a quedarme en el aeropuerto, no se que esperaré, soñaré contigo, pero no desearé tu regreso, te quiero lejos y quedarme en paz cuando tu risa la traiga el viento, ese será mi momento de aire puro, sabré que lo hecho estuvo bien y no habrá ya nada, capaz una lagrima, un café, un cigarrillo y tu sonrisa en el papel.
CafefrioenpapelPublicado el 31 de octubre de 2016
Archivado en amor desamor

Más de Cafefrioenpapel