calinela

Seguir usuario

Última vez: 08/1/2017 - Empezó el 24/4/2016

Calinela dixit »

Autora del Blog PASE DE GUARDIA (http://guardiasresis.blogspot.com.es/)

Ultimos Textos »

  • Vivir

    Nací soñando con crecer. Crecí deseando madurar. Maduré temiendo a la vejez. Envejecí agobiado por la muerte. Y en el lecho de muerte lamenté no renacer y vivir cada momento a su debido tiempo.

    por calinela | 194 lecturas | 0 comentarios
  • Eterno

    Mis delgaditas piernas temblaban, mi penetrante mirada azul se resquebrajaba y mis manos, entrelazadas, se movían inquietas. Su rostro sereno palidecía, contrastando con el avivado fuego de sus mejillas. Sus labios ardientes se movieron con gracia y con una palabra, sincera, rozaron mi alma. Fue una única palabra, instantánea, fugaz y efímera... y sin embargo, un perdón eterno.

    por calinela | 219 lecturas | 0 comentarios
  • Cuento Microscópico

    Saltaban alegres los dos rubitos. Aquella noche Papá les contaría un cuento. Desde que mamá murió, no lograban conciliar el sueño sin antes escuchar uno. Papá nunca disponía de tiempo para hacerlo, tenía mucho trabajo. A la hora de dormir, les acompañaba hasta su habitación dejando al viejo cassette de narrador. Ellos le insistían, cuéntanos uno, uno pequeño, aunque sea microscópico; pero Papá pulsaba el play. Esa noche le aguardaron ansiosos desde su cama. Cuando Papá apareció, les besó e...

    por calinela | 185 lecturas | 0 comentarios | 2 lo recomiendan
  • Valiosa Mercancía

    Comenzó su marcha aquel peculiar tren. La locomotora trazaba divertidas rutas mientras sus vagones, transportando valiosa mercancía, la seguían. Minutos después, el tren se detuvo frente a la puerta de la biblioteca del colegio. Había llegado a su destino. Abandonando su papel de locomotora, la profesora llamó uno por uno a los niños. Fueron depositando en una caja la mercancía que, mientras jugaban a ser vagones, felices habían transportado. Tras el último niño, la profesora cerró la caja y...

    por calinela | 196 lecturas | 0 comentarios
  • La última Copa

    Sostenía una copa de vino entre sus desgastadas manos y miraba por la ventana. Extensos y preciosos jardines bañados por mil aromas rodeaban la mansión por la que tanto había trabajado. Sin duda, el esfuerzo de toda una vida se veía reflejado. Ahora contemplaba la copa de vino con sus ojos cansados. Estaba solo, ni lágrimas amargas siquiera le acompañaban. La mujer que tanto amaba yacía muerta bajo una lápida de oro en el centro de aquellos jardines. Rompió la copa derramándose el vino y hen...

    por calinela | 241 lecturas | 2 comentarios
Ver todos los textos de calinela

Ultimos Recomendados »

  • 14 de Febrero

    Lágrimas ya repetidas. Desprecios desgastados por el uso. Más de lo mismo. Reacciones desmedidas que ya no sorprenden. Rencores rancios y viejos. Golpes que duelen pero ya no dejan cicatrices. Y después... El le pedirá perdón un arrepentimiento cargado de reproches. Ella se levantará de su esquina con el rimel dibujando caminos en el rostro, temblorosa aún. Y de nuevo perdonará, haciéndose cargo de los reproches. Y el saldrá de casa a buscar auto compasión por algún bar. Y ella ...

    por albertocubeiro | 675 lecturas | 6 comentarios | 8 lo recomiendan
  • Inseguridad

    Donde hay más de dos personas, hay más de dos verdades Cuando dos personas entran en debate en un universo una tiene razón una y en otro es lo contrario hay verdades con muchas caras y situaciones con interpretaciones múltiples pero los caso más pandémicos son las relaciones, amar desenfrenadamente como loco entregando todo pero con los ojos cerrados, amigos míos amar a alguien es jugar a la ruleta rusa con más balas que vacíos solo toca alar el gatillo esperando mientras una lagrima recorre tu...

    por blainv | 354 lecturas | 0 comentarios | 1 lo recomienda
Ver todos los recomendados de calinela

Ultimos Comentados »

  • La última Copa

    Sostenía una copa de vino entre sus desgastadas manos y miraba por la ventana. Extensos y preciosos jardines bañados por mil aromas rodeaban la mansión por la que tanto había trabajado. Sin duda, el esfuerzo de toda una vida se veía reflejado. Ahora contemplaba la copa de vino con sus ojos cansados. Estaba solo, ni lágrimas amargas siquiera le acompañaban. La mujer que tanto amaba yacía muerta bajo una lápida de oro en el centro de aquellos jardines. Rompió la copa derramándose el vino y hen...

    por calinela | 241 lecturas | 2 comentarios
  • Valiosa Mercancía

    Comenzó su marcha aquel peculiar tren. La locomotora trazaba divertidas rutas mientras sus vagones, transportando valiosa mercancía, la seguían. Minutos después, el tren se detuvo frente a la puerta de la biblioteca del colegio. Había llegado a su destino. Abandonando su papel de locomotora, la profesora llamó uno por uno a los niños. Fueron depositando en una caja la mercancía que, mientras jugaban a ser vagones, felices habían transportado. Tras el último niño, la profesora cerró la caja y...

    por calinela | 196 lecturas | 0 comentarios
  • Absurdas Efemérides

    Nuestros mismos ojos tenía la abuelita tuerta. De espaldas a la ventana y sobre una vieja silla del techo de su habitación, solía contemplar el maravilloso paisaje exterior. La puesta de sol al amanecer siempre le dejaba muda... no paraba de repetirnos que era, sin duda, el mejor momento del año.

    por calinela | 476 lecturas | 0 comentarios | 1 lo recomienda
  • Triste Noticia.

    Tanto visitante inesperado la iba debilitando. No podía sino sonreír agradecida, aunque lo que deseaba era poder descansar tranquila. -Si por lo menos estuviese en mi casa...-musitaba en ocasiones para sí misma y ...lloraba. Una mañana de invierno, entre las frías paredes de aquella habitación de hospital, la vida de la anciana solitaria expiró. En días sucesivos, todas las revistas del país se hicieron eco de la triste noticia. El brillo de aquella estrella se había apagado definitivamente. ...

    por calinela | 178 lecturas | 0 comentarios
  • Cuento Microscópico

    Saltaban alegres los dos rubitos. Aquella noche Papá les contaría un cuento. Desde que mamá murió, no lograban conciliar el sueño sin antes escuchar uno. Papá nunca disponía de tiempo para hacerlo, tenía mucho trabajo. A la hora de dormir, les acompañaba hasta su habitación dejando al viejo cassette de narrador. Ellos le insistían, cuéntanos uno, uno pequeño, aunque sea microscópico; pero Papá pulsaba el play. Esa noche le aguardaron ansiosos desde su cama. Cuando Papá apareció, les besó e...

    por calinela | 185 lecturas | 0 comentarios | 2 lo recomiendan
Ver todos los textos de calinela

Sigue a »

jntncc16bluessfebesrtaswallowadrieleganceaandreeaanddawnjaviersanznielsassirisbeapicasoblainvmartitasuperandoloimposible
Ver todos (16)

Sus seguidores »

nielsosopanda
Ver todos (2)