TusTextos.com

Absurdas Efemérides

Nuestros mismos ojos tenía la abuelita tuerta. De espaldas a la ventana y sobre una vieja silla del techo de su habitación, solía contemplar el maravilloso paisaje exterior. La puesta de sol al amanecer siempre le dejaba muda... no paraba de repetirnos que era, sin duda, el mejor momento del año.
24 de abril de 2016

Lo recomiendan

Más de Calinela