TusTextos.com

La Más Bonita Sin Duda Eres Tú.

Hoy, me gustaría hablar del motivo por el que hoy estoy aquí. Por el motivo por el cual sigo adelante todos los días, por el cual me hago más fuerte. Mi madre.
Puede que todos los hijos digan de sus madres que son las más bonitas del mundo, pero la mía si que lo es. Nadie sabe la felicidad que me da verla sonreír, o simplemente reír, como ella solo sabe. Como estalla en alegría cuando algo bueno pasa, o como echa a reír cada vez que digo una tontería. Nadie sabe la felicidad que da, cuando llegas a casa y está ella, con una sonrisa y un beso para darte. Nadie sabe la felicidad que te da, levantarte todas las mañanas y ver que está a tu lado un ángel tan bonito como lo es ella. Porque mi madre, es un ángel que cayó del cielo, y cada día me lo demuestra. Ella me ha enseñado a ser fuerte, a luchar por lo que quiero. Ella me ha enseñado a reír, a caminar, a hablar. Ella me lo ha enseñado todo. Y caminar a su lado es lo mejor que puede haberme pasado en la vida. Porque aun que no se lo diga siempre, es la persona a la que más quiero en el mundo. Porque no sabe como me rompe el alma verla llorar, triste, estresada o cansada. Porque vendería mi alma mil veces con tal de verla sonreír todos los días, con tal de verla feliz. Y que decir de mi madre, si es que es perfecta. Es de esas personas que conoces y ya las quieres. Y no se exactamente lo que pensé cuando la ví por primera vez, porque fue hace dieciséis años, pero fijo que pensé que era la cosa más bonita que había en el mundo, por que lo es. Y que una persona tan perfecta te conozca tan bien, que de su vida por ti, es lo mejor que te puede haber pasado en el mundo. Porque mi madre es mi mundo, y aun que no se lo digo a menudo, si me falta ella me muero. Puede que sea independiente, pero lo soy para que ella pueda ser más feliz, para que no sienta mi peso sobre ella. Porque yo lo último que quiero es que ella sufra, por eso me esfuerzo todos los días de mi vida para que se sienta orgullosa de mi, aun que a veces no lo consiga, sé que ella me querrá aun que fracase. Pero mamá, te juro que jamás lo haré, y aun que discuta contigo, aun que a veces te hable mal, aun que pienses que no te necesito, aun que a veces no haga las cosas como tu quieres, aun que pague todo contigo, aun que se me olviden las cosas y la gran mayoría de las veces lo haga todo mal y aun que no sea perfecta, te prometo que nunca más te decepcionaré. Y aun que no te lo diga todos los días, a todas horas, todos los minutos y cada segundo, como te merecerías, te quiero muchísimo. Y más orgullosa no puedo estar de ti. Eres el mayor ejemplo a seguir. Gracias por todo lo que haces por nosotros, por ser tan perfecta a cada hora, por hacerme siempre reír, por saber lo que necesito en cada momento,por ser tu misma, por protegernos, por escucharnos, por consolarnos cuando lloramos, por echarnos la bronca cuando nos lo merecemos,por creer en que podemos conseguir todo lo que queramos, por velar por nosotros cada noche, por estar a mi lado durante estos años, por aguantar todo ese dolor durante 9 meses para tenerme, por querernos, por dar tu vida por nosotros, por ser perfecta, por cada gesto,¡por tantas cosas!
Y cada día me doy más cuenta, mamá, que eres lo mejor que me ha pasado en la vida.
Te quiero muchísimo.
CassiaPublicado el 03 de mayo de 2013
Archivado en sentimiento mama hijos

1 Comentarios

  • Ennimaje

    El amor a la madre es algo que perfora y atraviesa a toda la humanidad, tanto los ámbitos colectivos (cultura, sociedad) como individuales. Esto convierte al tema de la madre en algo tan obvio que a veces no vale la pena siquiera enunciarlo. No le puedes enseñar a un pescador como pescar, no le puedes enseñar a un minero sobre las penas de la jornada y las motivaciones últimas del esfuerzo y sacrificio, no puedes esperar que un entendido se interese por explicaciones obvias. Todos, de una u otra manera, hemos sido hijos, ya sabemos lo que es el amor, no nos hace falta que nos lo repitan.

    04/05/13 01:05

Más de Cassia