Acopio de Rabia

Cada día mueren más de doscientas trece mil personas.
Aumentan las mujeres los hombres y niños que son hallados sepultados bajo escombros sin valía.
Sin darnos cuenta de que con su muerte, morimos nosotros tan bien.
Que tristeza tan absoluta me recorre por los dedos.
Me hierve la sangre el pensar en que tales atrocidades son permitidas por la acción de girar la mirada a otro lado .
Situaciones inhumanas que suceden mientras dormimos,
niños muriendo de hambre, sed y frío,
padres maniatados atormentados por ver desfallecer a sus hijos.
Criaturas inocentes siendo encadenadas, humilladas y obligadas a madurar antes de tiempo,
a contraer matrimonios con hombres enfermizos por culpa del poderoso caballero Don dinero.
Devotos religiosos incumpliendo sus votos y descolgando celibatos
mientras adoctrinan con su falsa moral al proletariado.
Prostitutas violadas y humilladas por hombres cuya creencia de dignidad sobrepone a su compañía.
Mujeres, hombres y niños muriendo de cancer por culpa de la alimentación que consumían.
Aviones envolviendo el cielo con cortinas mortíferas.
Corrupción política enmascarada
mientras tú estás interesado por el nuevo modelo de iPhone
o por un nuevo YouTuber que intercambia dinero por tu tiempo.
Ríos de sangre, dolor y estiércol atravesando miles de calles que recorren este podrido planeta.
Yonquis dependientes por culpa de una sociedad que los ha excluido y obligado a evadirse del dolor de esta manera.
Suicidio, bulimia, bipolaridad y anorexia empujando a adolescentes a la autodestrucción por cánones de belleza
por sentir en carne propia insultos, humillación y ausencia
Proxenetas, violadores, ladrones, asesinos, golfos, pirómanos, homófobos y maleantes escondidos a la claridad del día
sin juicio que los encierre ni les obligue a pagar por sus fechorías.
Sin justicia divina para sus víctimas, más, que el esperado silencio.
Transexuales, bisexuales y homosexuales sufriendo la opresión de una sociedad deseable de acallarles.
Tierras empobrecidas, plagadas de miseria humana,
sometidas por el capitalismo, marchitando sus valores,
transformando en amoral cualquier acto de equidad.
Barrios donde aúnan gemidos de dolor y gritos de decadencia,
de calles sangrientas, de enfermos encolerizados
obligados a pisar al vecino para no acabar siendo pisado.
Medios de comunicación emitiendo basura y lavando cráneos
Sistemas educativos empeñados en amansar a la juventud y moldeando sus cerebros,
en crear prototipos morionetizados para que no puedan escapar del progreso.
Los gigantes farmacéuticos envenenando a la sociedad para vender sus productos Potencias primermundistas saqueando las materias primas del suelo
mientras hablan de desarrollo sostenible y de concienciar al pueblo.
Niños explotados en fábricas por el monopolio empresarial
Y mientras el ser humano continúa extinguiendo especies y matando peces
Empobreciendo paises primermundistas con nefastas educaciones.
Y el mundo bajo el yugo de las controladoras elites.
Amansado, adoctrinado y sumiso
sabedor de que la libertad no es más que una banal utopía.
Prefiere quedarse con las vendas en los ojos, los grilletes en las muñecas y grapas en las mejillas.
Mientras el capitalismo se alimenta de los desechos y de la pobreza,
de los saqueos, de los genocidios y de las tragedias,
infundiendo miedo y odio a quien no comparta sus ideas
y construyendo una sociedad
encarecidamente enferma.
ONGs hipócritas que roban y manipulan sus ingresos
al tiempo que se codean en Marbella con los grandes empresarios.
Mientras se juega la champions y nos hacen creer que venden pasión y tan sólo es una enmascarada distracción.
Oriente Medio siendo el caldo de cultivo de las guerras,
la miseria y la muerte.
Y tú, solo eres capaz de llorar si tu equipo no pasa a semifinales.
Tristemente, parece que la única que se da cuenta es la Tierra.
Y llorando esta pena se consume.
Y no contentos, la exprimimos nosotros hasta dejarla seca,
envenenandola con hidrocarburos y gases tóxicos,
con desechos antropicos, exterminando la vegetación de ribera
y acabando con especies de cadenas tróficas perecederas.
Al final como decía Einstein «la tercera guerra mundial será con palos y piedras».
Muchas veces me pregunto si acaso este lugar no será más que un castigo o condena para el siguiente eslabón de la cadena.

29 / abril / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Adrian

    Así es tal cual,quitando alguna clemente buena fragancia del día a día, este mundo en general apesta a podrido. Un saludo.

    29/04/18 11:04

  • Luia

    Compendio de verdades que deslucen la vida.

    Saludos

    30/04/18 08:04

  • Remi

    Triste realidad que nos empobrece como seres humanos.
    Contundente texto Cattana, me gusta.
    Un abrazo.

    30/04/18 09:04

  • Diegozami

    Has pasado por todo el estiércol que hay en el planeta, y has pronunciado todos los demonios que lo habitan... toda una vergüenza humana.

    Saludos gentiles.

    30/04/18 11:04

Para comentar debes registrarte »
Si eres miembro inicia sesión »

Mas de Cattana