Llanto Tarareado

Hoy me siento como un pajarito enjaulado
Que no aprendió otra frase que la de ser fuerte cuando cree que no puede más
Como si fuese una orden y no un deber
La cual repite con comodidad y con angustia
Pasea la tristeza en soledad porque en compañía tiende a enmascararse
A esconderse en una cajita de música que apenas reluce por sus telarañas
Hace años que no se escucha su canción, hay veces que la oigo tarareada como una canción aprendida en la infancia que se degrada hasta desaparecer de la memoria
Cómo ocurrirá con mis manos y mis dedos
Cansados de frotar mis ojos a modo de consuelo
Inocente es esta angustia como la creencia de dejar de ahogarme en un vaso de agua sabiendo salir a flote en mares
Hay días en los que me levanto de la caída sin darle importancia a los testigos
Visualizando el umbral de dolor a escalas inimaginables
Hoy simplemente se que por ello no debo castigarme
Ni flagelarme ni destruirme pues la autodestrucción no es el refugio de los grandes

Debo hacer acopio de mi fuerza pero se debilita gradualmente
Pero... es esta obsesión quien se adueña de mi mente
Que me oprime el pecho provocando desagrado
Se que no hay sentidos que humanicen esta amargura
Pero parece que se ha convertido en algo rutinario
Llegará un día en el que bailaré un vals conmigo misma, aprendiendo a valorar cada una de mis caídas.

24 / enero / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Sebastiana

    Precioso análisis CATTANA, seguro que aprenderás.Un saludo de Chany.

    07/02/18 01:02

Para comentar debes registrarte »
Si eres miembro inicia sesión »

Mas de Cattana