Llegaste Tu.

Sin pensarlo, de la forma que llegan todas las cosas bonitas llegaste a mi vida con una fecha tatuada, dos besos y tres sonrisas.
Mis días cogieron color y mi vida se llenó del ruido ensordecedor de nuestras risas y de la música alta, muy alta, pero poco a poco mis días se empezaron a oscurecer de nuevo, por la falta de tus besos y caricias, las noches se volvieron frías y llenas de lágrimas. La última canción comenzó y la música empezó a bajar. Y llegó la fecha que tenías tatuada en tu espalda.
No era la de nuestra boda.
No era de nuestro aniversario.
Era... La de nuestra despedida.

Etiquetas:

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Regina

    Muy buen texto, con la inexorable y dura realidad, que duele. Saludos cordiales.

    05/07/18 12:07

  • Clopezn

    Texto vibrante, intenso y directo que dibuja con las palabras justas lo efímero de ese sentimiento tan preciado y tan volátil. Un saludo cordial.

    05/07/18 10:07

Más de Chaaxi