TusTextos.com

La Mitad

Es tan simple que no necesita ser contado tantas veces, en el fondo yo siempre quería. Iba dejando la mitad de mi alma en cada ser que respiraba muy cerca de mi, más de lo normal. Fui pasando por cada etapa hasta llegar a una donde no me sentía completo, había dado demasiado, acabé con mis fuerzas, no tenía nada más que dar. Yo nunca dije que no, jamás me negué a probar lo que otros consideran pecado mortal, se congelaban en el pasado. Tengo la mitad de algo que no sé como reparar, sólo pude ver como se llevaron el resto.
Charlieyork1Publicado el 18 de octubre de 2018
Archivado en amigo

Más de Charlieyork1