¿y Si Esa Flecha Existiera?

Publicado por Chrisgarcia el 06 de octubre de 2011.
El la conocía desde hacía ya un tiempo. Se encontraban en la biblioteca casi todos los días; juntos investigaban y leían por horas. Una tarde, él notó algo diferente en ella: llevaba un perfume suave y dulce, un vestido lila sin mangas y con encajes, el cabello recogido en una sola coleta y una sonrisa y rubor naturales tan inocentes como inocente es la flor por ser fragante y bella. Unos minutos habían transcurrido después de haber comenzado con los libros; fue entonces cuando ella interrumpió la sesión de estudios.

- Verás, quería decirte algo…
- …
- Nos conocemos de hace ya un tiempo y… Realmente disfruto el estar contigo y… Bueno… No sé si este sea el momento adecuado para decírtelo, pero es que ya no puedo guardármelo más…
- …
- Estoy enamorada de ti…

El se quedó sin habla. No podía creerlo. Jamás se imaginó que tales palabras saldrían de esa chica hacia él. Entonces, dentro de su corazón, él sintió… él sintió… absolutamente nada. Entonces Eros se levantó de la mesa, huyó de la biblioteca y gritó hacia el cielo.

- ¡Dioses! ¿Qué está pasando aquí?

¿Qué sucedió luego? Eros se despertó de su pesadilla. Unos segundos después, él reflexionó y se cuestionó a sí mismo:

2 Comentarios

  • Norah

    Haha, genial, lograste engañar un momento, muy bueno.

    06/10/11 04:10

  • Serge

    Un relato visto desde otra perspectiva. Mandarle una flecha al mismo Eros.
    ¿Que pasaría?

    Un gusto volverte a leer.

    Serge.

    06/10/11 04:10

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Chrisgarcia