TusTextos.com

El Justo Medio

Invocamos libertad, ¿la que termina donde empieza la libertad del vecino?¿O una libertad sin medida hecha a mi medida, que me permita justificar mi libertad?

Exigimos justicia, pero a quien la imparte le hacemos zozobrar en las calamidades del océano a izquierda o derecha, sin permitirle que nazca y crezca siendo independiente, de las palmadas y los abrazos a las doctrinas.

Reivindicamos nuestros derechos desde que nacemos y por supuesto que nos repugna cualquier tipo de opresión y autoritarismo; eso sí,... siempre y cuando éstos propugnen aquello con lo que cada uno comulga.

Eludimos con relativa frecuencia todos esos deberes cuya falta de ejecución pueda pasar desapercibida y sin sanción, diluyéndolos en la falta de conciencia colectiva para con ellos.

Creamos normas que son aceptadas de forma relativamente mayoritaria tras una situación crítica en la que se ha comprobado que la desviación en uno u otro sentido, conlleva la catástrofe total de convivencia, en una vuelta a la ley del más fuerte, similar a la del mundo animal y de nuestros ancestros cuando por supuesto no les preocupaba la dieta, la moda, ni las vacaciones...

Véase una guerra civil y una dictadura que concluyeron en una "Transición" pacífica a la democracia o dos guerras mundiales que condicionaron el intento de construcción de una estructura europea fuerte, libre de nuevos belicismos. Tiempos en el olvido cuya función se adultera a medida que los que los propiciaron van desapareciendo, y los que los suceden los van reescribiendo para que los que llegan viren de nuevo a un extremo u otro, sin pararse a pensar que bien pudiera seguir siendo una buena piedra sillar donde seguir construyendo, intentando mantener la plomada a nivel en vez de volver a crear nuevos cimientos que la historia ha demostrado no ser otra cosa sino arenas movedizas.

Mas indefectiblemente "el justo medio", lejos de ser una zona de estabilidad a la que se tiende, no deja se ser ese punto por el que se pasa en la deriva de un extremismo a otro. Una vez un cabo del hilo, de la rafia, de la cuerda, de la soga...se ve con fuerza con respecto al otro, se tensa el conjunto hasta que ambos ceden generando un nuevo "justo medio" a uno u otro lado, uno se pliega al otro para evitar males mayores o el conjunto se rompe ejerciéndose finalmente una lucha de poder en la que ambos pierden.

Como se decía hasta hace muy poco, sin que nadie se plantease su semántica, sino más bien el sentido del conjunto, "que Dios reparta suerte".
24 de octubre de 2018

Lo recomiendan

7 Comentarios

  • Diegozami

    Bueno, bueno...tu texto me saco de mi zona de confort mental. Estamos presenciando calamidades migratorias que comenzarán a romper de apoco los sistemas de convivencia "normales". Países que en unos días pasaran de sistemas populistas extremos a derechas extremas, el mundo entero lo vera este fin de semana.
    Países opresores que poco se sabe en verdad, y en otros donde no paran las masacres. Desapariciones infames de la cual el mundo entero esta siendo testigo.
    Tu sabes que puedo seguir, pero prefiero felicitarte por tu texto, y decirte que: la fuerza bruta en la raza humana es muy animal, pero la fuerza de la razón, es la forma mas bruta, inhumana, y opresora, que se pueda tolerar.

    Clopezen, te envío un saludo muy, pero muy cordial.

    24/10/18 10:10

  • Mayoazul

    Tu texto es de esos que no serán muy votados, pero en el anfiteatro de la verdad, hay una muchedumbre aplaudiéndote.

    25/10/18 12:10

  • Clopezn

    Muchas gracias Diego. El escribirlo fue una forma de plasmar y casi echar fuera lo que bullía en mi mente después de unos días de información incesante y preocupante.Que duda cabe que se pasa la pelota al lector.Un saludo cordial.


    Y de esa pelota se puede pasar o participar. A veces las palabras son puro deleite, otras solo un guante para un estupendo y amistoso debate.Un saludo cordial Mayoazul y muchas gracias por tu comentario.

    26/10/18 12:10

  • Voltereta

    En el fondo no dejamos de ser una pandilla de monos tribales, que nos dejamos llevar por los líderes políticos de nuestra comunidad, que a la larga acaban haciendo lo que quieren, amparados en la increíble mentira, de que lo hacen por nosotros.

    No pertenezco a la tribu de la derecha ni a la de la izquierda, pertenezco a la de los monos sin patria y busco una isla en la que los monos podamos vivir en paz, sin tener que pertenecer a ningún bando y queriendo hacer uso de la libertad, para vivir como me de la real gana.

    Muy buen texto, como siempre.

    Un saludo.

    28/10/18 11:10

  • Polaris

    Hay siete pecados capitales impuestos, pero a mi criterio, el peor de los pecados es la estupidez humana, no se necesitan pastores para llevar corderos, esa es nuestra estupidez, la creencia que un hombre nos llevará a la tierra prometida es la patraña monoteísta más absurda desde que los griego inventaron un catalogo de dioses a su hechura.

    Perdóname si no te contesto más veces, pero te la creencia que te sigo atentamente, me pareces un de los autores más interesantes de esta página.

    Un saludo.

    Pol.

    29/10/18 10:10

  • Remi

    Triste realidad llena de equivocaciones que no dejan de ser una lucha de poderes con la escusa de hacer política en pos del bien común.
    En lo que me toca de cerca, nunca podré entender que se regodee en el poder, pasando por encima de la sensibilidad de muchas personas, no se conoce "El justo medio".
    Se olvida la historia Clopezn, interesante e inteligente reflexión.
    Un abrazo.

    29/10/18 07:10

  • Clopezn

    Lo malo Voltereta es que aun sin pertenecer a un extremo o a otro la ideología imperante te atropella e intenta llevarse a todo el mundo por delante. Un saludo cordial.

    Desde luego las utopías son buenas referencias a las que tender aunque malas compañeras de viaje. Un saludo cordial Polaris.

    Sí Remi, el hombre es el único animal que tropieza dos veces, sino son cien con la misma piedra. Un saludo cordial.

    31/10/18 12:10

Más de Clopezn