Lotería

Está nublado pero es un gran día
pues lo peor del viaje ya ha pasado.
Tras la espera, el momento deseado
concluyen las almas en sintonía.

Lugar a salir, una lotería
¿en una gran urbe o en un poblado?
¿niño deseado? ¿niño entregado?
¿Dónde encontrar toda la garantía?

Ya su camino por luz se ilumina
sale en volandas a ver la familia
un pan bajo el brazo es su consigna.

Nadie ni nada ahora imagina
años más tarde horas de vigilia
sólo anhelando vida más digna.




Un segundo más tarde en otro lugar
aun con sol, se adivina gran tempestad
no muy lejos de aquí en gran oscuridad
con grandes dolores y en número par

uno de los dos no lo puede lograr
ya sin proyecto ni posibilidad
de mostrar sereno al mundo su bondad
y de algún día llegarlo a liderar

Mientras, entre sollozos de su hermana
sobre vientre manchado y sudoroso
se va el último atisbo de alegría.

De las entrañas de la madre mana
un arroyo abundante y caudaloso
que se lleva el alma. No hay agonía.




En un recóndito orfanato oriental
pequeño bebé anhelado y querido
convierte ya en pasado lo vivido
reconduciendo así un destino fatal

condenado a la miseria estatal
en gran hacinamiento recluido
gozando allí de espacio reducido
con grandes carencias y un futuro tal

que en adelante el peor de sus sueños
no va a ser mendigar un poco de agua
tampoco estar privado de libertad

sino poder lograr muchos empeños
bajo la seguridad de un paraguas
que le ha brindado una oportunidad.




Penosa travesía por desierto
a merced de seco tirano abrasador
mece la fría noche el intenso hedor
de un porvenir oscuro e incierto

Acomodo en barquichuelo hasta puerto
encogida se estremece de pavor
grandes olas en un mar aterrador
le hacen meditar si es un acierto

la búsqueda del dorado europeo
el abandono de su entorno propio
el transitar así con su retoño

evitando a su llegada el rastreo
tomando así fuerzas y hacer acopio
de valor ante su inminente otoño.




Aire cargado entre lloros y gritos,
lloros sanadores de alivio y paz
gritos desesperados por mal voraz
tez blanca, amarilla o negra son hitos

ya en tiempo de antepasados, de mitos
no por ser así o asá se era locuaz,
o por venir de aquí o allí más sagaz
todos acaban teniendo sus ritos

y aunque no dispongan de una fortuna
ni grande mala ni pequeña buena
que les haga en esta vida prosperar

tienen deseo de alcanzar la luna
y pasar por este mundo sin pena
y así su alegría poder regalar.

18 / mayo / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Diegozami

    Tu texto es potente y me inquieta. Habitualmente no quiero escribir sobre asuntos que duelen tanto, el mundo se muestra muy indiferente siempre.

    Pero no lo pude evitar con tu texto. Sabes que estoy sorprendido con el casamiento del príncipe Harry...estamos enloqueciendo o que?, es un mundo terrible, y los medios están invadidos con este casamiento, y tu dime cual es el merito aquí.
    Te imaginas cuando traigan un hijo al mundo?, seguro a la misma hora nazca otro en los lugares mas pobres del planeta y te imaginas que tan diferentes destino tendrán?.

    Tu texto como siempre, te dejan algo.

    Te envío un saludo muy gentil, y un gusto siempre leerte.

    19/05/18 08:05

  • Clopezn

    Muchas gracias Diego. Así es por desgracia para los que no tienen tanta suerte y cada minuto se repite con cada nacimiento. Un saludo cordial.

    19/05/18 11:05

  • Remi

    Que "lotería" más injusta que condiciona la vida terriblemente.
    Un placer leer tus reflexiones, muy buenas en forma de poesía.
    Un saludo Clopezn.

    19/05/18 11:05

  • Clopezn

    Si, Remi, muy injusto y probablemente irresoluble.
    Muchas gracias. Un saludo cordial.

    20/05/18 12:05

Mas de Clopezn