El Demonio Del Ebrio

"Saber que esto le puede pasar a cualquiera, debiera bastar para que un solo átomo de conciencia destruya tu última copa
para siempre"
__________________________________________________

Historias del ebrio que lo destruyen todo, que pueden calar más hondo que una desgracia, que, en su peor estado de ausencia gracias a tanto alcohol, se llevan lejos su alma, momento donde la conciencia también desaparece, y cuando la fiesta para algunos parece estar asegurada, aparee la risa de un santo en su rostro, ¡cuidado!, ahí, es cuando muchas veces el demonio se apodera del ebrio.

Historias que el mismo ebrio casi nunca puede recordar, y en caso que pueda, pocas veces por vergüenza lo haga. Aquel daño que solo la justicia divina puede medir, ya que la justicia de los hombres habitualmente llega tarde, y en estos casos, según el status, más tarde puede llegar.

El camino del ebrio, generalmente es muy largo, pero más largo, es el que tienen que recorrer sus víctimas, conozco el caso de un hijo de 40 años, que no puede todavía salir de sus infinitas terapias, el odia el alcohol, a pesar que jamás tomo una gota, el ebrio es su padre, que confino al hijo desde niño y a toda su familia a un infierno sobre la tierra.

El camino del ebrio será enfermo y difícil, lo puedo llegar a entender, pero el camino de sus víctimas inocentes, es, en muchos casos mil veces peor, son verdaderas pesadillas, incluso muchas de sus víctimas, parten de este mundo antes que los propios ebrios, todos conocerán alguna de estas historias.

En la era de las adicciones, el alcohol es una de las peores, y esto lo puedo comprender como una enfermedad, pero me cuesta mucho más entender, que culpa tienen sus inocentes víctimas por tanto sufrimiento, que, a pesar de este flagelo humano, nunca aparecen medidas serias para frenar esta adicción y sus devastadoras consecuencias.

Las víctimas de un ebrio, son infinitas, debe ser la adicción que causan más muertes, conflictos, traumas severos, accidentes de tránsito, violencia doméstica, violaciones, crímenes, peleas callejeras, rupturas familiares de toda una familia, perdida de amigos, en fin, la lista es grande.

Pero a pesar de todo lo que suceda, ni siquiera la última tragedia, podrá terminar con la última copa, y aquí, es donde comienza nuestra verdadera tragedia.


ACLARACION: Trato de no escribir en este sitio sobre estos tópicos, pero lamentablemente una triste noticia que leí hoy en los periódicos me impresiono, y sentí tanta, pero tanta indignación, que esta fue la única manera que encontré de desahogarme, esta es la noticia. Una mujer de 41 años, en estado avanzado de ebriedad, perdió parcialmente el dominio de su auto a 120 km/h en un límite de 60, como consecuencia de una mala maniobra, subió la vereda, y atropello a un padre que venía paseando con su hijo de 11 años y se dio a la fuga, el hijo no sufrió lesiones, pero el padre murió en el acto (no cuento las terribles lesiones para evitar el morbo), la persona fue perseguida por otro conductor y lograron atraparla. Al día de hoy esta conductora, está en libertad y disposición de la justicia&..esto de verdad sucedió el 6 de enero de 2018, y lo primero que me vino a la mente; aquí está presente una vez más&&&..EL DEMONIO DEL EBRIO.

Que el padre de este niño, descanse en paz.

19 / enero / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Regina

    Muy bién contada y una pena esa noticia.Saludos.

    22/01/18 08:01

  • Diegozami

    Si, Regina, una tragedia que me secuestro sentimientos hasta que culmine el texto. Saludos.

    23/01/18 03:01

  • Remi

    Lamentablemente estás tragedias, que se pueden evitar teniendo conciencia de nuestra propia responsabilidad, pasan demasiado a menudo. Es algo tan incomprensible que a las personas que más quieres las condenes a un infierno.
    Buen texto Diego, buena reflexión, un saludo.

    23/01/18 08:01

  • Diegozami

    Gracias Remi, todos estos temas son terribles, pero este caso me agarro mal parado.
    Saludos.

    23/01/18 12:01

Mas de Diegozami