El Embrujo




Aquella noche solo llevaba mis pasos, tenía ganas de correr, pero no pude hacerlo, la calle era como un gran túnel, donde los arboles parecían abrazarse, el mundo parecía estar muy dormido, y el silencio se había apoderado de todo.

Creo que todo comenzó en un lugar de mis recuerdos, no puedo precisar muy bien donde, pero el ánimo me empujo fuera de mí, me tuve que mover, aunque no tenía motivos corporales.

Fue como un rayo, el impacto nublo mis sentidos, y la luz salió por mi voz, estaba aturdido, todo sucedía muy lentamente, nadie podía verme, ya que parecía muy tarde en la noche.

Seguí sin rumbo, parecía estar trance, pero mis pasos seguían firmes, me sentía como invisible, algunas sombras que parecían bailar movidas por el viento, cuando un remolino de hojas se levantó ante mí, una forma comenzó a emerger y tras un zumbido muy agudo, alguien vino hacia mí.

Con una voz muy calma y serena rompió el silencio de la noche.  Tú me has llamado, y solo tú puedes verme, vengo de uno de tus recuerdos y allí encerrado me mantuve hasta que hoy me has llamado.

Creí estar agonizando dentro de un fantasma desquiciado, solo atine a tocar un árbol que estaba junto a mí, creo que para salir de ese mundo y volver a la realidad por si acaso, pero para mi sorpresa, si bien el árbol fue real, quien había salido de un remolino de hojas, todavía estaba ante mí. Luego de recuperar el aliento, volví a mirarlo, y haciendo caso omiso a su pregunta, y en buenos modales, me anime a preguntarle, - Pero& ¿quién eres tú? ¿Por qué no puedo ver tu rostro? ¿supongo que también me has sacado de mi casa?, ¿Qué hago yo aquí?

- Yo soy uno de tus recuerdos, un recuerdo muy escondido, muy profundo, un recuerdo que no está en tu mente, está enterrado en lo más profundo de tu corazón, y vengo aquí porque tú me has llamado, pues has estado llorando por un amor no correspondido, la diferencia esta vez, es que una de tus lagrimas callo sobre una rosa negra, un embrujo que acaba de romperse, pues cuando tú la besaste por primera vez, era una rosa turquesa hermosa, pero embrujada. El embrujo advertía, que luego de llorar durante mil lágrimas encima de una rosa turquesa, las rosa se convertiría en una rosa negra, rompiendo definitivamente el embrujo& yo soy tu rosa negra, ya puedes volverte a enamorar.

30 / diciembre / 2017

Etiquetas:

Lo recomiendan

8 Comentarios

  • Regina

    Que bonito cuento, historia, una verdadera fantasía romántica.Me ha gustado muchísimo, Enhorabuena por tu imaginación.Un saludo Diegozami.

    03/01/18 09:01

  • Diegozami

    Gracias Regina, me alaga tu sentir.
    Un saludo atte.

    03/01/18 10:01

  • Remi

    Tu cuento me suena como un sueño revelación, ya has llorado bastante, se rompió el embrujo, vuelvete a enamorar.
    Alabo tu forma de escribir, engancha por ser original, para aprender.
    Un abrazo.

    04/01/18 04:01

  • Diegozami

    Gracias Remi, algo de lo que tu dices es tal cual, pues en este caso comenze sin saber donde estaba, recién cuando lo termine me dí cuenta y lo escribí el mismo día en que lo publique.
    Saludos muchos.

    04/01/18 05:01

  • Sebastiana

    Dime cómo lo cuento, te preguntaría yo, tras imaginar que pasase eso, así lo intenté yo, me contestarías tu, y yo te digo ¡ si! yo me he dado cuenta hace poco,como tu cuentas aquí, en mi historia ocurren también sucesos incontables, en un mundo en que todo tiene que ser, controlado, más con los cuentos, entramos.Como el ser de tu cuento ,contaría, más ¿creerías? . Yo también he volado con músicas determinadas, como tu, mirando dibujos me he adentrado en ellos y he huido de la felicidad más plena,dudando hasta de mi misma o de las jugadas que dicen que te hace la mente ¡ si ! te las hace pero porque sabemos volar, si no no sucedería o sea que en resumen el camino está en no huir de el sino en dominar los momentos en los que entrar a dejarte dejarte llevar, si, control, que no reloj, control como tu dices, se lloran en lagrima en rosas negras, es mucho llorar, mereces ser libre, ¡vuela siempre y cuéntalo! y que tus anhelos sean o sea descubierto ya está concedido lo he leído, en un cuento se miró en el espejo y... se miró desde dentro y... entro.. Perdóname, vez que no soy escueta, en otro escrito hablaste de todo un poco solo he querido contestarte de la mejor manera posible, espero que me hayas entendido , para mi está en ver todo lo que a segundos no vemos oculto tras las retinas, sentir, vida. Sin broma un saludo DON Diegozami.

    06/01/18 09:01

  • Diegozami

    Chani, antes que nada, para mi las opiniones son sagradas, jamas me veras criticar una sola, tu destinaste tiempo de tu vida para leerme, ingrese a tu mundo y tu al mio gracias a la literatura, este simple echo es magia pura. Mas allá del orden que tengamos con las palabras, en las tuyas hay intensidad, el mundo es casi un caos, y sin embargo funciona. Mira una vez leí lo siguiente, no recuerdo donde, "poseo un reino interior en el cual abundan los sentimientos, y donde es muy difícil de gobernar".
    Todos mis respetos para ti Chani, sin broma, te envío un saludo, atte.

    06/01/18 09:01

  • Voltereta

    Las rosas negras siempre han tenido algo especial para mí. Por eso tu texto me ha parecido muy interesante. Creo que tienes dentro de ti el embrujo de la palabra, no lo malgastes.

    Un saludo.

    07/01/18 05:01

  • Diegozami

    Voltereta, yo quedo muy, pero muy agradecido por tus comentarios.
    Saludos atte.

    07/01/18 10:01

Mas de Diegozami