Gozo de una Tarde En la Piel

Languidece la tarde llevando con ella mis pensamientos recientes, una hoja se balancea lentamente y cae, el viaje culmina, duerme, el universo la mira.
El silencio muestra el agonizar de aquella tranquila tarde, el tiempo escucha y pasa, mientras algunos de mis sueños viajan, y se pierden con ella.
La tarde se agota, lenta e inexorablemente, se desvanece tras los últimos rayos de luz que la sostiene, mientras el pasado viene a buscarla.
Una mariposa nocturna muy azul, revolotea con un vuelo caprichoso de liviandad incorpórea, para contarme que la tarde, ya se acaba de ir.
Con el resto de mi aliento, lanzo mi vista lejos, pero todo es en vano, innecesario, aquella exultante tarde ya no volverá, como un sueño cabalgando en negro corcel; se perderá para siempre hasta el final de la noche.

25 / enero / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Regina

    Historia poesía preciosa, un saludo.

    26/01/18 09:01

  • Menisto

    Una forma poética de narrar como envejece y muere la tarde. Excelente poema.

    27/01/18 10:01

  • Diegozami

    Gracias Regina...saludos.

    27/01/18 08:01

  • Diegozami

    Muchas gracias Menisto, si, casi me fui con la tarde.
    Saludos atte.

    27/01/18 08:01

Mas de Diegozami