La Foto

Contemplo la foto y su imagen, una extraña sensación me advierte que no encontrare lo de ayer, igual la observo, la indago, la exploro, me detengo cuando mi oído me dice que la imagen contiene mil palabras.

Palabras que no salen de la foto, la foto no dice nada, esta inerte, porque no tiene vida, la vida se quedó atrapada en su marco, se quedó con un instante que se hizo perpetuo, pero ya se fue, tal vez ya no exista nada de su contenido, con una edad que nadie podrá saber.

La foto no tiene aroma, ningún sentimiento, podrá reír o llorar, pero solo en su marco estará. De bello puede tener mucho, o no puede quedar nada, las mil palabras no alcanzan para ver ninguna historia.

Si de arte se trata, la historia puede ser otra, pero no todas las historias vienen con arte, pensamientos en la foto no hay, el espíritu o el alma quizás si cerramos los ojos lo veamos, pero la foto es un plano muy vacío.

Tengo fotos de personas que ya no están, no necesito una foto para verlos, mi mascota ya se fue, tengo un millón, ¿para qué?, ella no volverá, me hace mal verla en un marco olvidado por el tiempo, prefiero las fotos que saca mi corazón, estas fotos si tienen vida, y las tengo cuando quiero, no necesito ni una sola palabra para recordar las mejores cosas de la vida, tampoco necesito mostrarle a nadie una foto que se murió al instante, atrapada por un tiempo que ya no vendrá.

Lo que finalmente pude observar de una foto, cuando de humanos se trata, que la foto deja siempre el recuerdo de un ego que es imborrable, porque cuando hablamos de vanidades, la mejor pose, y el mejor perfil, es la diferencia, basta con observar, como las fotos a medida que las personas envejecen, también van desapareciendo sus miles de jóvenes fotos, tengas 10, 30 o 50 años, envejeces siempre.

La lucha de las personas con su imagen, no se acompaña con una foto, el tiempo no nos devolverá nada, y la naturaleza es tan sabia con nuestra imagen, solo el espejo nos dice la verdad, la foto es un engaño. El espejo te muestra quien eres todos los días de tu vida, pero nunca te muestra una arruga o una cana de un día para otro, la sabiduría de un espejo no la tiene una foto, un espejo siempre te mostrara quien eres, toda tu vida y de nada te darás cuenta. Una foto es cruel, porque encierra una edad que ya no tendremos al minuto de sacarla, una belleza que se fue, amigos que ya no están o afectos que ya partieron.

¿Necesitamos tantas fotos?, la foto detiene un tiempo que se fue, una belleza que ya no existe, la juventud que se fue. A un recuerdo le podemos poner la imagen que nos guste más, ¿qué más da?, si lo que no puede salir en una foto es lo más importante en esta vida, el amor, la sabiduría, el perfume de la vida, los sentimientos de una vida que hay que vivirla a cada instante, en cada respirar, en cada lagrima que nos brota por las cosas más simples.

Nunca pude sacarle una foto al alma, a las emociones más nobles, a la indignación, a mis deseos, a la injusticia, al futuro, al amor y a tantas cosas que importan muchísimo más que una imagen, que la verdad, cuando tengo que sacar una foto, muchas veces la tomo, pero se la termino devolviendo al tiempo.

Etiquetas:

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Remi

    Creo que la foto trae recuerdos de ese mismo instante que se saco, las expresiones dicen mucho.
    Un abrazo Diego.

    03/02/18 04:02

  • Diegozami

    Gracias Remi, el mundo tiene demasiadas fotos....
    Saludos.

    04/02/18 10:02

Más de Diegozami