Caminos (reflexiones)

Tal como señalaba el poeta español Antonio Machado, somos caminantes porque hacemos caminos. Realmente soy lo que recorro en la vida y lo que no recorro. Ando por mis caminos y dejo de andar por otros que pasan a ser inéditos para mí. Lo importante del conocimiento es saber que caminamos a través de unas elecciones que son causas de nuestras decisiones. En esas decisiones no existe el azar (como tantas personas creen) sino caminos por los que andamos tras rechazar caminos que no deseamos conocer como experiencias propias. Elegimos aquellos que nos particularizan dentro del conjunto global de la sociedad. El filósofo español José Ortega y Gasset dejó una frase inmortal: "Yo soy yo y mis circunstancias". Pero hay otro filósofo estadounidense apellidado Covey que ha expresado algo todavía más convincente: "Yo soy yo y mis decisiones".

Como somos seres pensantes andamos por los caminos pensados para recorrerlos y no pensamos en los que no hemos decidido recorrer aunque, es también cierto, que no son necesarios recorrerlos para poderlos también conocer; porque todo lo que somos no sólo son las experiencias que hemos vivido sino también las que no hemos vivido ya que, conocidas de antemano, decidimos no experimentarlas en primera persona. Por poner un solo ejemplo, yo puedo conocer el mundo de las drogas sin haber sido jamás un drogadicto.

Yo soy yo y mis decisiones y esas decisiones son las que vivo y las que he decidido no vivir. Todo se resume en decir "sí" a lo que elegimos como vivencias propias y en decir "no" a otras vivencias que, conocidas o no conocidas, decidimos no experimentar. Son nuestras decisiones (y no las circunstancias puestos que éstas son productos de las decisiones) las que dejan huellas profundas en nuestra personalidad y eso se produce siempre a través del "sí" y a través del "no". En este sentido, el escritor español Jesús María Granero escribió lo siguiente: "uno experimenta la sobrecogedora sensación de que se está jugando su destino".

De esta manera aleatoria (entre el "sí" y el "no") la actualidad diaria nos hace andar para conocer tanto lo "nuestro" como lo "no nuestro". A ese conjunto de afirmaciones y negaciones se le puede llamar personalidad. En este sentido, yo soy de los que opinan que no todo lo que conocemos es debido a lo que hacemos sino que una buena parte de nuestros conocimientos se deben, precisamente, a caminos que no decidimos recorrer. El filósofo español Miguel de Unamuno nos habló de "nuestros yos", de aquellos que hemos vivido y de aquellos que, ante la encrucijada del "sí" y del "no", fuimos dejando sin recorrer. Y es cierto. Las metas finales nunca se conocen, pero se pueden predecir cuando asumimos la responsabilidad de andar los caminos que hemos decidido recorrer. La realidad de cada ser humano viene a ser algo así como si estuviésemos siempre desentrañando adivinanzas al azar. Pero no. No es el azar lo significativo de nuestras vidas sino las elecciones que vamos eligiendo con el sí y con el no.

Lo que "yo soy" es lo que me pertenece por haberlo vivido en primera persona pero, además, también lo que "yo soy" se me configura con lo que conozco sin haberlo vivido de esa manera. Pensando en todo ello llego a la conclusión de que "soy algo" pero, precisamente, por "no ser otro algo" ajeno a lo que soy. Cuando pienso en lo que hice en el pasado y lo que dejé de hacer me encuentro con que soy lo suficientemente feliz como para afirmar que, de volver a nacer, volvería a elegir los mismos caminos y, en este sentido, tanto todo lo que he conocido como experiencia personal como lo que he conocido como experiencia de otros seres humanos, me hace reconocerme a mí mismo y sentirme al menos tan feliz como para no estar arrepentido de los caminos por los que anduve antes y por los que ando ahora.

Rememorando otra vez a Miguel de Unamuno, en la busca de nuestros "yos" hemos ido dejando, en las encrucijadas de nuestras vidas, los "otros yos" que no hemos experimentado pero que también forman partes importantes de nuestras existencias. ¿Y si hubiéramos decidido hacer cosas diferentes a las que hemos hecho o estamos haciendo? Sé que nos vamos a ir de nuestras vidas en la Tierra sin poderlo saber y, por eso mismo, si penetramos en las profundidades de nuestros pensamientos, podemos llegar a comprender que nuestra autenticidad personal no se debe al azar sino a esas decisiones que, sin azar en juego, nos empujaron a recorrer unos caminos para ser tal como somos debido a las circunstancia que se produjeron a través de ellas. Y esa es la realización personal. Siempre hay caminos para forjar la forma y manera que decidimos con el "sí" y con el "no".

Cierro con una frase que acabo de descubrir navegando por Internet: "Cuando la vida te dé mil motivos para renunciar, Dios te da mil y un motivos para seguir adelante". Son esos motivos los que debemos reconocer como caminos por andar, caminos por seguir, caminos por vivir y caminos por donde poder decir "sí" a la aventura de seguir existiendo. Porque, tal como dijo el psiquiatra húngaro Thomas Szasz, "a menudo las personas dicen que aún no se han encontrado a sí mismas pero el sí mismo no es algo que uno encuentra sino algo que uno crea".

16 / marzo / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Regina

    Camino, sea cual sea el que se coja, es nuestro y hay que vivirlo o soñarlo. A veces creo que todavía no he empezado a andarlo, y así terminaré sin haber empezado. Me gusta tus filosofías. SALUDOS.

    16/03/18 09:03

  • Diesel

    Muy buena tu deducción, Regina. Efectivamente es eso de lo que hablo en mi reflexión. Ante nuestra existencia está la vida que deseamos elegir como propia y esa propiedad es la que nos realiza de una o de otra manera. UN ABRAZO CORDIAL.

    17/03/18 09:03

  • Remi

    Me gustan tus reflexiones, se aprende de ellas. Creo que este camino que es la vida, es todo un aprendizaje con cada una de las decisiones que tomamos y las que no. En el camino me voy conociendo.
    Por cierto me encanta Antonio Machado.
    Un abrazo Diesel.

    22/03/18 07:03

  • Diesel

    Un abrazo,Remi. Es totalmente cierto que aprendemos cuando caminamos y cuando nos quedamos estáticos es como si hubiésemos rechazado el conocimiento. Hay quien dice que conociendo vamos haciendo. Nuestras decisiones son las que marcan nuestro destino. MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO.

    23/03/18 11:03

Para comentar debes registrarte »
Si eres miembro inicia sesión »

Mas de Diesel